Uno de los conceptos más importantes en economía, específicamente en la microeconomía, es la teoría del consumidor, ya que se encarga de analizar el comportamiento de los agentes económicos como consumidores.

El principio de herencia establece que las preferencias actuales de un consumidor dependen de su historia pasada de consumo. Es decir, las elecciones de hoy están condicionadas por las elecciones de ayer.

Esto hace que la dinámica de consumo a lo largo del tiempo, no depende de maximizar una función de utilidad objetiva e inmutable, sino que nuestra historia de elecciones pasadas puede ser lo más determinante en la configuración de nuestros gustos actuales. Esto hace que las preferencias de los agentes económicos sean altamente dependientes de su historia vital.

Teoría del consumidor

La teoría del consumidor forma parte de la microeconomía y se encarga del estudio del comportamiento de los agentes económicos en su carácter de demandante de bienes y servicios. La teoría del productor, por contraste, los estudia en su carácter de oferentes de bienes y servicios.

La teoríamás utilizada o estudiada es bajo el paradigma de la economía neoclásica, pues es la que sigue predominando, pero podemos verificar cambios en la teoría del consumidor bajo otras perspectivas, lo que queda claro es que todas esas teorías analizan el comportamiento del consumidor bajo la premisa de que, si son racionales, entonces siempre van a estar buscando obtener un mayor bienestar aunque esto no siempre es posible de alcanzar debido a las limitaciones monetarias que tenemos los individuos, por eso, se trata de encontrar el mayor bienestar dado el presupuesto que tenemos.

Te interesará  Qué es el Shopper Marketing

Los consumidores siempre eligen la mejor cesta de bienes que pueden adquirir. Siendo en la teoría neoclásica la elección del consumidor pudiendo sintetizar la frase anterior. Como vemos consta de dos proposiciones de las que se desprende todo el análisis de la elección de los consumidores: la mejor cesta y las posibilidades de adquirir.

Las preferencias de los sujetos económicos se traducen en términos de utilidad y estas se vuelcan en el plano geométrico en formas de curvas de indiferencia y cómo a cada tipo de bienes les corresponde una forma particular de curvas de indiferencia.

Cuando el individuo logra escoger; siempre lo logra según la teoría neoclásica. La mejor canasta de bienes que tiene a su alcance, el consumidor llega a lo que se denomina equilibrio del consumidor. A partir de este punto es que derivaremos la demanda de un consumidor individual, la demanda de mercado se obtiene sumando las demandas individuales.

Equilibrio del Consumidor

  • Utilidad total y utilidad marginal
  • Excedente del Consumidor
  • Elecciones de consumo: Restricciones y Preferencias
  • Demanda individual y demanda de mercado.

Preferencia del consumidor

  • Utilidad: El beneficio o la satisfacción que una persona obtiene del consumo de un bien o servicio.
  • Se debe precisar que la utilidad es un concepto abstracto, las unidades de utilidad se eligen de manera arbitraria.
  • Utilidad Total: beneficio o satisfacción que una persona obtiene del consumo de bienes y servicios. Depende del nivel de consumo de la persona: más consumo proporciona más utilidad total.
  • Utilidad Marginal: al aumentar la cantidad consumida de un bien, la utilidad marginal disminuye.
  • Equilibrio del consumidor: es una situación en la que un consumidor ha asignado su ingreso en una forma que maximiza su utilidad total.
Te interesará  ¿Qué es una propuesta de valor de una marca?

Teorías del comportamiento del consumidor