La segmentación conductual es uno de los procesos del marketing que permite dividir o agrupar a los consumidores en grupos según sus conocimientos, actitudes, usos o respuestas

En el marketing se cree que las variables conductuales son el mejor punto de partida para segmentar a un mercado. Aquí detallaremos algunos ejemplos.

segmentación conductual
5 claves de la segmentación conductual

Para qué sirve la segmentación conductual

Este tipo de segmentación permite diferenciar y agrupar a los consumidores a través de 5 criterios.

  • Ocasiones: los consumidores también se agrupan según las ocasiones en que tienen la idea de compra, es decir, hacen realmente la compra o utilizan el producto adquirido.

    La segmentación conductual por ocasión, por ejemplo, ayuda a las empresas a fomentar el uso de un producto. Por ejemplo, la mayoría de las personas suelen tomar jugo de naranja por las mañanas, es por eso que empresas dedicadas a la venta de jugos de naranja en caja o lata promueven su publicidad relacionado a “buenos días” “empieza tu día de manera natural con un jugo de naranja”, etc.

    Aquí también se considera a los anuncios que se hacen en los días festivos como día de la madre, del padre, etc., donde se sacan ofertas especiales aprovechando la ocasión.

  • Beneficios buscados: Consiste en agrupar a los compradores según los distintos beneficios que buscan de un producto. Por ejemplo, personas que compran ropa de una marca X sólo por durabilidad y valor, se entiende por valor que les hace sentir “en buena forma y elegantes”.
  • Estatus del usuario: los mercados también se segmentan en grupos de no usuarios, ex usuarios, usuarios potenciales, usuarios primerizos y usuarios habituales de un producto. Los marketeros desean reforzar y conservar a los usuarios habituales, atraer a no usuarios meta y revigorizarlas relaciones con los ex usuarios.
  • Frecuencia del uso: tenemos a los compradores ocasionales, medos e intensivos. Los usuarios intensivos suelen formar un porcentaje pequeño del mercado, aunque representen un alto porcentaje del consumo total.
  • Situación de lealtad: los clientes son leales a las marcas, tiendas y compañías. Hay quienes hacen un seguimiento casi de culto por alguna marca, otros compran dos o tres marcas de un producto y los que en cada ocasión compran cualquier marca que incluya un descuento.
Segmentación conductual video explicativo.

Segmentación ejemplos

Es una estrategia de marketing que se basa en el comportamiento y las acciones de los consumidores para dividirlos en grupos más específicos. Esta técnica se utiliza para comprender mejor a los clientes y adaptar las estrategias de marketing a sus necesidades y preferencias individuales. A continuación, se presentan algunos ejemplos de segmentación conductual:

  • Historial de compras: Los clientes se dividen en grupos según sus hábitos de compra, como la frecuencia, el valor y el tipo de productos que adquieren.
  • Intereses y preferencias: Se agrupan los consumidores en función de sus intereses y preferencias manifestadas a través de sus actividades en línea, como las páginas que siguen en las redes sociales o los sitios web que visitan con frecuencia.
  • Comportamiento de navegación: Los usuarios se clasifican en grupos según su comportamiento en línea, como el tiempo que pasan en un sitio web, las páginas que visitan o las acciones que realizan, como agregar productos al carrito de compras o abandonarlo.
  • Respuesta a campañas de marketing: Los consumidores se segmentan según su respuesta a campañas de marketing anteriores, como la apertura de correos electrónicos, la participación en promociones o la conversión en ventas.
  • Etapa del ciclo de vida: Los clientes se dividen según su etapa en el ciclo de vida del producto, como los nuevos clientes, los clientes leales o los clientes en riesgo de abandonar la marca.

Aquí algunos ejemplos de segmentación conductual y cómo es aplicado por grandes marcas.

Segmentación conductual de Amazon:

Segmentación conductual de Amazon

Amazon utiliza la segmentación conductual analizando el comportamiento de compra de sus usuarios. Por ejemplo, si un cliente busca y compra principalmente productos electrónicos, Amazon le mostrará recomendaciones y ofertas específicas en esa categoría. Además, utilizan datos de navegación para personalizar la experiencia del usuario y sugerir productos relacionados basados en su historial de búsqueda y compra.

Segmentación Conductual ejemplo de Netflix:

Segmentación Conductual ejemplo de Netflix

Netflix realiza un perfil conductual basada en patrones de visualización. Analiza el historial de reproducción de cada usuario para entender sus preferencias y comportamientos de consumo de contenido. Luego, utiliza algoritmos para recomendar programas y películas similares que se ajusten a los intereses específicos de cada usuario.

Aplicación de Perfil conductual de Google:

Aplicación de Perfil conductual de Google

Google utiliza la segmentación conductual a través de sus servicios publicitarios. Analiza el comportamiento de búsqueda de los usuarios, las páginas web que visitan y otros datos relacionados con su actividad en línea. Esto le permite mostrar anuncios relevantes a los usuarios, ya que se basan en sus intereses y comportamientos previos.

Segmentación de mercado conductual de Starbucks:

starbucks

Starbucks utiliza la segmentación de mercado conductual a través de su programa de lealtad, Starbucks Rewards. Analiza los patrones de compra de los clientes, como la frecuencia de visitas, los productos pedidos y el momento del día en que realizan compras. Con esta información, personalizan ofertas y recompensas, como descuentos específicos o bebidas gratuitas, para incentivar comportamientos deseados y fomentar la lealtad del cliente.

Segmento conductual de Facebook:

Facebook

Facebook aplica un segmento conductual para personalizar la publicidad en la plataforma. Analiza las interacciones de los usuarios, como los «me gusta», las páginas que siguen y el contenido en el que participan. Utiliza esta información para mostrar anuncios que se alineen con los intereses y comportamientos previos de los usuarios, mejorando así la relevancia de la publicidad.