Si te has encontrado con la molesta situación donde al escalar una imagen, ésta se pixela, has vivido la mayor desventaja de no contar con imágenes vectoriales en tu librería.

¿Quieres trabajar con mayor libertad creativa?

Aprende a crear imágenes a partir de vectores y construye composiciones únicas, que además puedas editar cada vez que quieras. Lee esta entrada hasta el final y sabrás cómo hacerlo de manera rápida y divertida.

Imágenes vectoriales Vs Mapa de bits

Podríamos hablar de dos tipos de imágenes según la naturaleza de su archivo; según la forma en que está constituida.

Las más conocidas y usadas son las que parten de un mapa da bits. Éstas se pueden encontrar en formatos:

  • JPG
  • JPEG
  • PNG
  • Otros

Y se crean a partir de la definición de pixeles. Puntos mínimos que almacenan la información de cada color, y que al estar agrupados de cierta manera, dan forma a la imagen general.

Esta configuración está ligada a la resolución de los archivos, y al momento de aplicar transformaciones, se mueven los pixeles y pierden la cercanía que daba forma a la imagen. Por ello, este tipo de imágenes se puede escalar hasta un límite antes de que se dañe por completo.

Te interesará  Dónde encontrar un banco de imágenes gratis

Por otra parte, existen las imágenes vectoriales, las cuales no son tan utilizadas con el común de las personas puesto a que necesitan un visor/editor especial.

Estas imágenes se constituyen por figuras geométricas, curvas y trazados basados en fórmulas matemáticas. Para que sea así, es necesario desarrollarlas en softwares especializados como lo son:

Al estar construidas en base a vectores (internamente, fórmulas matemáticas de trazado complejo), estas imágenes se pueden transformar, editar y escalar sin que estas pierdan su calidad. Es decir, no hay pixeles sino vectores y ésos pueden ser fácilmente modificados.

Entre los formatos más comunes de los archivos vectores, encontrarás:

  • AI
  • EPS
  • SVG
  • PDF

Cabe destacar, que si estás trabajando en un editor vectorial y exportas el archivo e formato PNG (por ejemplo), el resultado será una imagen en mapa de bits. Siempre tendrás el editable en formato vectorial, pero lo que hayas exportado no se comportará como un vector.

Te interesará  Freepik desarrolla su herramienta de diseño gráfico drag & drop

Cómo crear imágenes vectoriales

Si estás interesado en crear imágenes vectoriales lo primero que debes tener en cuenta es la instalación del software (los anteriormente mencionados). El manejo de cada uno es independiente y ligeramente distinto.

Ambos funcionan en base a capas que permiten posicionar, agrupar, conectar, y trazar cada vector de la composición. Partiendo de ello, podrás crear lo que desees a partir del lienzo en blanco o construir imágenes en base a otros vectores.

Una vez terminado el proceso, asegúrate de exportar en los formatos correctos y podrás utilizar tu diseño en infinidad de superficies. De hecho, por la misma razón, los elementos de branding están diseñados generalmente en vectores.

Estas imágenes vectoriales pueden aplicar a un sinfín de elementos que repotenciarán la parca, como:

  • Uniformes
  • Vallas
  • Tazas
  • Bolígrafos
  • Tarjetas
  • Otros

No necesitas un archivo nuevo para coincidir medidas ni resolución. Con incorporar el vector al archivo del elemento a desarrollar, estará todo listo.

¡Genial! ¿Cierto?