Descubre lo que es un proceso técnico y aplícalo cuanto antes a tus procesos productivos. Analiza las ventajas y los recursos necesarios para llevarlo a cabo para que la productividad de tus procesos aumente significativamente.

En esta entrada pretendo explicarte, en términos simples, todo lo relacionado al proceso técnico con la finalidad de que puedas sacar ventaja profesional en tu negocio.

Pasemos a ello.

¿Qué es un proceso técnico?

Un proceso técnico es una secuencia estructurada de actividades que se llevan a cabo para completar la producción de un bien o un servicio. Dicha estructura pretende establecer un único método a emplear a modo de sistema; de esta manera, cuando tu empresa tiene un nuevo ingreso de personal, esta plantilla de novatos puede aprender rápidamente lo que hay que hacer.

Se considera técnico cuando cada una de las etapas que lo componen está diseñada partiendo de un análisis estratégico; en otras palabras, no basta con establecer una secuencia específica, sino que esta debe estar optimizada en cuanto a:

Te interesará  Estrategias de marketing para el sector metalúrgico.
  • Recursos necesarios para llevarla a cabo.
  • Tiempo invertido.
  • Personal requerido.
  • Habilidades indispensables.
  • Incidencia de una actividad en otra.

Todas estas características son planteadas en gráficos y diagramas con el objetivo de simplificar el flujo de información y asegurar que todos en la empresa cuenten con el mismo criterio. Generalmente se utilizan herramientas como el Diagrama de Gantt, u otros que permitan apreciar actividades, etapas, secuencia, tiempos y responsables.

¿Cómo desarrollar un proceso técnico? Ejemplo

Imagina que tienes una marca de cosméticos y que pretendes dar el salto de la fabricación artesanal a la producción en serie de tus productos. Para esto, necesitarás:

  • Identificar todos los elementos de la producción en serie, maquinaria, personal, tiempos, inversión, entre otros.
  • Explorar diversas alternativas para encontrar las vías más eficientes para desarrollar el proceso.
  • Diseñar un modelo único o extrapolar un diseño de otra industria que sientas que dará resultados.
  • Planifica las etapas, recursos y tiempos en los que se ejecutarán las actividades y registra; no hay espacio para lagunas mentales en este tipo de procesos.
  • Construye tu línea de producción y ejecuta tu proceso.
  • Estudia el desarrollo de las actividades y compara lo planificado con lo que se refleja en la realidad. Asegúrate de no pasar por alto ningún detalle.
  • Optimiza y comparte; trabaja sobre los detalles del proceso técnico y comunica las actualizaciones a tu equipo de trabajo. De esa manera, toda la empresa se moverá dentro del mismo marco operativo y al final, eso es lo que dará mejor resultado.
Te interesará  2 Grandes Mitos al momento de fijar precios

Mientras más exhaustivo puedas ser en el planteamiento de los detalles, y a su vez, más directo, eliminarás las brechas de ambigüedad y garantizarás mayor rendimiento en tus procesos productivos.

¿Vale la pena definir el proceso técnico?

Definir un proceso técnico o no dependerá de los intereses de crecimiento que tengas para tu empresa. Mientras mayor grado de subjetividad tengas en tus procesos productivos, mayor será la inestabilidad y la falta de consistencia en los resultados.

Ser específico, analítico y estratega te asegurará resultados uniformes que variarán solo cuando incrementes o disminuyas las variables de cada etapa. De lo contrario, lograrás el estándar.