Alguna vez has entrado en un supermercado y de la nada te ha llamado la atención un producto más que otro? o quizás en un centro comercial, donde una playera te ha enamorado dentro de un aparador. Si es así, pues déjenme decirles que han aplicado la psicología del consumidor en ustedes.

Así es, la psicología del consumidor, son estudios que hacen las compañías para saber cómo, cuándo y dónde ofrecer ciertos productos para que las personas que transitan por ese sitio, sin duda adquieran esa pieza.

No obstante, estudiar a las personas representa un esfuerzo gigantesco, y aún más cuando tienes que llevar todos esos datos al campo aplicable, en donde esa práctica tiene que ser lo menos invasiva posible, tanto que parezca una casualidad del destino que te haya gustado algo.

Si quieres aplicarlo de manera efectiva, vas a necesitar unos cuantos datos sobre tu público objetivo, sin embargo, aquí podemos dejarte un abre boca para que sepas por dónde empezar en caso de que te interese aplicar este campo de la psicología con tus producto y así, aumentar tus ventas en grandes porcentajes

Entiende tu producto

Antes de llegar a boca de otros, debemos entender completo lo que tenemos enfrente, y muchas veces esto recae en el producto que intentamos comercializar.

Para contextualizar, tu objetivo es vender un pan de sándwich, por lo que primero debes analizar a tu competencia, para tener un aproximado de cuantas unidades venden y porque venden esas unidades. Luego, debes proceder a tomar todo lo bueno que ellos tienen y aplicarlo a tu pan.

Sin embargo, las personas son muy fieles a sus costumbre por lo que debes saber cómo ofrecer tu producto de una manera no invasiva y que parezca una decisión del cliente, por lo que todos los datos que tienes en tu poder, necesitan pasar por la psicología del consumidor y así ser ofrecido como la solución de un conflicto o problema que tengan los clientes, esto puede ser, un pan sin gluten, sin orillas, enriquecido con mantequilla, o con una forma de animales para los niños.

Te interesará  Cómo crear una estrategia ganadora con los bonos de bienvenida

Entiende a tu cliente

Siempre que vemos opciones en un centro comercial, nuestra mirada se centra en aquello que se parece a nuestra personalidad, sin embargo, aquí entra todo el conocimiento anterior de entender tu producto. 

Exhibir aquello que sabes que causa sensación hará que las personas se interesen por lo que ofreces, sin embargo, hará falta un empujoncito para que el interés se convierta en un compra, aquí entra en juego los llamados “Plus de compra” en donde puedes ofrecer más por el mismo precio.

Controlar los deseos de las personas mediante la psicología del consumidor es una de las formas en las que se aumentan las ventas de una pieza o una colección, ya que las personas tienden a bajar la guardia cuando algo que les interesa se pone al alcance de sus mandó, pero para lograr esto, hace falta estudiar tu producto y tu cliente para ofrecerlo de la mejor manera.