A menudo, los investigadores nos enfrentamos a diferentes maneras de hacer las cosas. Determinar el tipo de investigación que más le conviene a nuestro caso, es en realidad, todo un desafío. Pero cuando se trata de un vistazo analítico del mercado, el método experimental tiene algunos aspectos que lo hacen destacar.

No significa que las demás alternativas para desarrollar una investigación estructurada, no sean válidas. Sino que éste método en particular, supone algunas ventajas pragmáticas para los investigadores y analistas.

¿Por qué recurrir a la experimentación?

Teniendo en cuenta que el método experimental consiste en manipular a discreción una o más variables para determinar su influencia en otras; ocasionalmente corresponde destacar las razones que justificarían dicha acción.

Dentro de la investigación de mercados, bajo una estructura científica, la experimentación permite evidenciar los resultados de múltiples pruebas. A medida que se atenúan las variables en distintos niveles y sujetos o casos, se observa de primera mano todos los cambios consecuentes.

Por lo tanto, es poco probable que algún detalle quede fuera de vista. Convirtiendo así, a este método en uno de los más precisos dentro de los modelos de investigación.

Te interesará  ¿Por qué es importante tener una marca personal?

Ahora bien, cuando se trata de un análisis de mercadotecnia, solo piensa en el tipo de experimentos que puedes realizar en cierta audiencia. Con un método que te permite manipular el contexto, el escenario y el producto, ¿acaso no sabrías cómo reacciona la audiencia?

Indiscutiblemente tienes acceso a respuestas que ayudan a prevenir reacciones indeseadas en el futuro. ¿Quieres saber si el producto será adoptado? ¿Por qué no hacer un test experimental?

La mercadotecnia es experimental

¡Sí! La mercadotecnia utiliza en gran medida el método experimental.

Determinar el comportamiento de una audiencia antes, durante y después del lanzamiento de un producto es crucial. Y la experimentación permite obtener datos relevantes que luego pueden ser proyectados.

Las pruebas piloto, alfa test o similares, no son más que eventos donde se considera una muestra de la población y se les permite vivir una experiencia con el producto. Pero, más allá de ser un beneficio Premium para un grupo cerrado, permite a los investigadores manipular un conjunto de variables del producto.

Te interesará  Los mejores tuits del #MarketingEs

De esa manera, cambiando atributos como:

  • Colores
  • Dimensiones
  • Funciones
  • Hasta el servicio de entrega
  • Otros

Se obtienen las respuestas de la audiencia objetivo y en función a ellas se determina qué es lo más saludable para el proyecto. La mercadotecnia es amplia, pero en su amplitud usa reiteradas veces el método experimental.

Lo más interesante, es que esta manera de hacer las cosas permite validar conjeturas al contrastarlas con evidencia palpable. Puede que algunas ideas e hipótesis sean extraordinarias, pero solo cuando se someten a una experimentación que “sale del papel”, se determina cuán viable es.

Ahora bien, ¿Puedes imaginar cuántos problemas se pueden evitar si los nuevos emprendedores aprendieran a realizar este tipo de investigación? Estoy convencido de que muchos proyectos se salvarían antes de sumergirse en el caos de las malas decisiones. ¿No lo crees?