Hace unos días les platicaba sobre los millennials, que cosas nos caracterizan a la generación nacida entre 1980 y el año 2000. Para esto les comente sobre la importancia de comprender como la mayor parte de este segmento ve el mundo y como lo está transformando con el uso de la tecnología, siendo uno de los principales medios usados por esta generación.

Hoy en día los millennials tomamos una participación aún mayor en el campo laboral y es importante para las empresas saber incluirnos en sus equipos de trabajo y a la vez comprender de qué manera impulsarnos a tomar decisiones de compra.

Según algunos estudios de agencias de publicidad, los puntos clave o de más interés son el hacer una amistad entre la marca y los millennials, el ser atractivos o cool y preocuparse por cuestiones importantes. Las marcas han pasado de lanzar mensajes masivos de comunicación a convertirse en una marca social y amigable.

El hecho de que los millennials busquemos hacer lo que nos apasiona y disfrutar cada momento, va de la mano con valores que buscamos en las marcas, como por ejemplo: que encajen con nuestra personalidad, que sean recomendadas, que tengan intereses similares a los nuestros, la conciencia social y claro sin olvidar la calidad del bien o servicio.

Con el uso de marketing digital existe un mayor acercamiento de las marcas con los millennials, esto debido la mayoría somos dependientes de la tecnología y del Internet.

Social Media hace a las empresas más humanas, porque una empresa que entienden estas nuevas herramientas son aquellas que le dice a su consumidor te veo, te escucho y me importas.

La clave de Social Media y de toda la estrategia de Marketing Digital no es conocer al 100% las herramientas, sino encontrar la forma de motivar a esta generación, la clave está en escucharnos e involucrarnos.

Para finalizar les comparto algunas acciones para mejorar tu comunicación con tu cliente millennial.

Escucha en lugar de hablar: En algún lugar alguien estará hablando de tu bien o servicio aunque no tengas presencia Online.

Actúa según la información que recibes: Escuchando no resuelves las cosas, se tiene que poner acción y encontrar áreas de oportunidad y responder con soluciones, tu cliente millennial te lo va a agradecer y tomar en cuenta.

Involucra a los promotores de tu marca: Si te tomas el tiempo de escuchar te darás cuenta que puedes dar un gran servicio al cliente y como los estudios lo demuestran, los millennials nos gusta participar, sentirnos parte de las marcas que nos gustan y saber que nuestra opinión se toma en cuenta.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!