El psicólogo y escritor Abraham Maslow, ha desarrollado múltiples estudios al respecto del comportamiento humano, basándose en la motivación, autorrealización, personalidad y otros aspectos de la psicología.

Los libros de Maslow son bastantes reconocidos por profundizar especialmente en una de sus obras titulada “Una teoría sobre la motivación humana”, donde consigue organizar y priorizar en forma de pirámide (desde su base hasta la cúspide) las necesidades y motivaciones que llevan a una persona a sentirse realizada.  

Comprender que los clientes no van a comprar un producto para tener algún reconocimiento social o personal, sin antes haber cubierto necesidades básicas, es relevante en una estrategia de marketing. Por ende, una empresa debe adaptar sus herramientas y técnicas de comunicación para consolidar los tramos que logren satisfacer a nuestros consumidores.

Niveles de la Pirámide de Maslow

En forma ascendente se clasifican de la siguiente manera:

  1. Fisiología: Respiración, alimentación, descanso, sexo, homeostasis.
  2. Seguridad: Tanto física, como de empleo, de recursos, moral, familiar, de salud y de propiedad privada.
  3. Afiliación: Amistad, afecto, intimidad.
  4. Reconocimiento: Confianza, respeto, éxito y auto-reconocimiento.
  5. Autorrealización: Moralidad, creatividad, espontaneidad, falta de prejuicios, aceptación de hechos y resolución de problemas.

Dependiendo de en qué escalón nos encontremos, nos volvemos potenciales consumidores, tanto por necesidades como por convertir nuestros deseos en demandas, porque queremos lo último en tecnología, novedad, comodidad, y así sucesivamente.  

necesidades maslow,maslow

Precisamente los libros de maslow hablan de gratificar estas emociones, por lo que las compañías deben realizar un estudio para definir el sector en que se desenvuelve y cumplir o superar las expectativas de sus productos, con el fin de captar nuevos clientes y afianzar los recurrentes.

Te interesará  20 Herramientas para investigación de mercados

Teoría de Maslow aplicada al Marketing

Para consolidar una buena estrategia de marketing debemos realizar un análisis completo de nuestro negocio, definiendo principalmente las características, beneficios  y necesidades que cubren nuestros productos o servicios y determinando a nuestro cliente ideal, a sabiendas de a qué necesidades da prioridad y qué problemas tiene, para centrar nuestras acciones en esto.

Establecer canales de comunicación es de suma importancia. Las redes sociales, emails, blogs y demás, sirven para transmitir tu mensaje a la audiencia y demostrar cómo solucionas o mejoras sus condiciones de vida.

Define tus acciones ¿Publicarás anuncios? ¿Enviarás E-mails?, la idea es convertir a estos usuarios en clientes. Y finalmente debes chequear constantemente los resultados, tomando en cuenta que puede variar la estrategia para llegar a las personas o propiamente sus necesidades.

Debes tomar en cuenta el tipo de campaña que ququieres reflejar. Por ejemplo, Coca-cola cumple con la necesidad primordial de saciar la sed, pero en sus anuncios muestra cualidades sobre socializar y potenciar la amistad, que vendría siendo otro escalón de la pirámide.

Para comprender e informarte plenamente de estos fructíferos temas aplicados en varios campos, te invito a leer algunos de los libros de Maslow como: “La personalidad creadora”, “El Management Según Maslow: Una Visión Humanista para la Empresa de Hoy”, “La psicología de la ciencia”, y el resto de su amplia gama de escritos.