Uno de los retos para las empresas es adaptarse al siglo digital que estamos viviendo.

Como lo aprendí algún día en mi formación académica, el mercado es cambiante y es necesario conocer los medios más eficientes para hacer una buena estrategia.En la transformación digital, se busca el cambio dentro de las compañías con el fin de mejorar basándonos en las nuevas tecnologías, los procedimientos y por lo tanto los resultados en el medio a largo plazo, haciendo que la empresa sea rentable y sostenible en el tiempo, pensando en los que serán tus clientes el día de mañana.
En realidad este proceso lleva su tiempo, meses o años de trabajo, dependiendo del tamaño de la empresa, pero es un paso necesario para adaptarte a la nueva economía. Es tiempo de romper los esquemas que se han utilizado por años, hacer siempre lo mismo no te va a mantener situado siempre donde quieres estar.

El hecho digital está obligando a repensar procesos de todo tipo: el marketing, el desarrollo de marca, la atención al cliente, la selección de personal, la comunicación interna, la relación con los proveedores, la investigación de mercados, la gestión de crisis, los procesos de innovación, la formación de personal y una larga lista de acciones y cada uno de los procesos de cualquier organización, sea cuál sea el área funcional y sea cuál sea el sector.

Para las empresas es necesario tomar acción sobre este tema y aprovechar las oportunidades que los medios digitales tienen para el crecimiento de la marca, evita tomar el riesgo de que tu competencia implemente antes estas estrategias y gane terreno en el mercado.

Por último, algo importante que nunca debemos descuidar es comprender a nuestros consumidores, no se trata sólo de usar todas las herramientas digitales a la perfección, se trata de conocer el perfil de tu consumidor, sus gustos y donde se encuentra.

[Tweet “Dale a tus clientes el valor que se merecen.”]

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!