Y es que a todos nos ha pasado, cuando eres creador de contenidos, llega un momento en el que simplemente no encuentras inspiración para hacer contenido y quizás no es falta de imaginación o de creatividad, sino simplemente estás cansado o te hace falta recordar por qué estás ahí y haces lo que haces.

Por esto, te escribo estos puntos y recomendaciones que personalmente me han funcionado bastante bien:

1. Lee.

Independientemente de crear contenido o no, te recomiendo que leas, libros, revistas, artículos en internet, e-books y pues casi todo lo que encuentres, cuando lees, tu imaginación vuela y de esas lecturas puedes sacar gran contenido, desde una reseña, alguna reflexión o alguna frase, además de crear buen contenido de tus lecturas, te ayuda a aumentar tu vocabulario y tendrás más temas de conversación.

2. Crea contenido que a ti te gustaría compartir.

No hay cosa mejor como la empatía para generar contenido. Plantéate lo siguiente: “Si viera esto en mi TimeLine, ¿lo compartiría?”  Si la respuesta es “no”, piensa en el motivo y procura mejorarlo hasta que te sientas orgulloso de compartirlo. Si tú no lo compartirías, ¿por qué habría de hacerlo alguien más?

3. Integración.

Existen muchas fórmulas demasiado complejas para crear contenido, fórmulas que sólo enredan a las redes sociales y que olvidan el gran punto de esto: Ser social, social media no es tan técnico como lo ven, más bien es humano, checa qué está viendo tu comunidad, qué contenido les gusta y cuál no genera reacción, escúchalos.

4. Ve a un museo (o a muchos) : D

Al ir a un museo conoces cosas nuevas, desde historia hasta cómo algunos artistas se inspiraban para hacer sus obras, puede que tu contenido no vaya muy pegado con la exposición a la que fuiste, pero de esa experiencia tendrás algo que en algún momento te va servir. Cuando estés frente a una obra, no te enfoques en lo que ves, sino más bien en los sentimientos que los artistas han querido comunicarte: alegría, tristeza, amor, paz, esperanza, desconcierto, ansiedad, emoción, etc. Recuerda que el arte es una perspectiva personal en la que cada uno ve y siente cosas diferentes.

Recientes investigaciones han demostrado que las personas se sienten más felices cuando invierten en experiencias en vez de en cosas materiales. Esto sucede porque las experiencias proporcionan interpretaciones personales positivas que persisten en el tiempo, y cuando las recordamos, tendemos a eliminar los recuerdos negativos -si los hubiera-.

5. Sal a caminar.

Cuando caminas, tu mente se despeja por completo, además de ejercitar tu corazón y tu cuerpo, te ayudará a que la inspiración fluya.

6. Ve películas.

Cuando vemos una película o una serie siempre podemos extraer algo de ellas. Además, el cine puede ser una eficaz solución de desconexión y descanso mental. Es tan fácil como decir que durante el tiempo que dura la película no piensas en otra cosa más que en la película el cine también tiene una faceta motivacional. Con él, con sus escenas, sus personajes, o su música podemos conseguir la energía o motivación necesaria para afrontar nuestros objetivos y generar nuevo contenido.

7. Prueba muchas ideas

En las redes sociales, nadie triunfa a la primera. La mejor estrategia es tener la mente abierta, probar montones de ideas, aprender de los éxitos y de los fracasos y seguir tus instintos. La mejor forma de ser bueno en el póquer es jugar muchas manos.  La mejor forma de ser bueno en el contenido social es probar muchas cosas distintas y aprender durante el proceso.

8. Recicla.

Hay contenido muy bueno que puedes reciclar, puede que ya lo hayas publicado hace un tiempo y se ha quedado olvidado a lo largo de las publicacions, si es bueno merece ser visto por tus nuevos seguidores o puede ser visto de nuevo por tus seguidores que ya lo habían visto y le encuentren otro sentido.

9. La regla 1/10.

Este es uno de los puntos más importantes, es la razón por la que hice este artículo. 1 de cada 10 contenidos deben ser tuyos. Si, 1 (o todos, pero donde tú seas espectador, no el protagonista) y no sólo lo digo yo, lo dicen las estadísticas, los usuarios le dan unlike o unfollow a las páginas que solo hablan de ellas mismas.

En fin, hay muchísimas ideas para inspirarte en crear contenido, otra muy buena también es invitar a colaboradores o contar casos de éxito que haya tenido tu marca, juntarte con tu equipo para tener una lluvia de ideas o una buena plática con algún amigo, las mismas tendencias y días festivos, etc.

Lo más importante de todo esto es que generes contenido que sea útil, no hagas contenido por hacerlo, ten un objetivo siempre.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!