La lluvia de ideas, es una técnica de grupo para generar originalidad en un ambiente relajado. Se ejecuta con la finalidad de liberar la creatividad de los equipos, generar un número extensos de ideas e involucrar oportunidades para mejorar.

Pero dentro de ella hay ciertas reglas o parámetros que se deben seguir, y esos son: plantear y resolver los problemas existentes, superar el conformismo y la monotonía, plantear posibles causas, discutir conceptos nuevos, desarrollar la creatividad y en especial plantear soluciones alternativas.

Cuáles son los objetivos de la lluvia de ideas

Los objetivos de este método son llevarnos a romper las limitaciones habituales del pensamiento y producir un conjunto de ideas entre las que se pueda escoger. La intención de la lluvia de ideas es buscar un efecto en cadena de sugerencias e ideas para la solución del problema. Su fundamento se basa en que mientras más ideas se aporten más rápido se conseguirá la solución.

En el liderazgo moderno y dentro de la gerencia de proyectos, está probado que al escuchar diversas participaciones, el cerebro se estimula y con ideas externas puede crear una propia. El término dos cabezas piensan mejor que una es el ejemplo perfecto de esta situación, mentes diversas contribuyen mucho mejor a la creación de ideas.

La lluvia de ideas permite un desarrollo libre de los colaboradores, ya que se sienten en un ambiente cómodo y de confianza para expresar su punto de vista, el cual puede abrir la puerta a la creación de una idea efectiva.

Si las ideas que se obtuvieron no convencen del todo, simplemente pueden ser reservadas para proyectos futuros e incluso desechadas, no es necesario que estas ideas sean implementadas. Eso no significa que fuese una pérdida de tiempo.

Te interesará  Auge del marketing digital pospandemia: ¿Qué habilidades debe tener el marketero?

Pero sí indica que se debe reflexionar sobre si valdría la pena tener una segunda sesión y analizar las ideas propuestas más a fondo.

¿Cómo estructurar un brainstorming?

Para que tengas éxito, lo primero que debes hacer es estructurarla de esta manera; defina los objetivos, es decir, fijar los objetivos de la reunión, establecer los tipos de objetivo y los que se han de lograr. Después resaltar los objetivos secundarios: los que serían interesantes. Pero en caso de ser muchos los objetivos prioritarios es necesario hacer varias reuniones.

Luego realiza la elección de los participantes, la eficacia de una reunión depende mucho de los participantes. Se tendría que mirar si las personas son compatibles, suman y son especialistas. En tercer lugar, se debe planificar el desarrollo de la reunión, es decir, establecer el desarrollo de los temas que se abordarán.

Y por último, organizar el material de la reunión teniendo en cuenta los documentos que se utilizarán, hacer el recordatorio de la convocatoria, asegurarse de que asistan, preparar la sala, y tener todo el material de papelería que se requiera.

En resumen, consiste en desarrollar la imaginación asociando un concepto a otro, vinculando al mismo tiempo estos con otros conceptos y así llegar a una idea pura y cristalina para lo que se quiere expresar. De este modo, se pueden ver nuevas conexiones entre ideas, y dar rienda suelta a la creatividad de los participantes.