Como seres humanos, somos creativos por naturaleza. Por ello es impensable considerar que no podemos tener nuevas ideas o que debemos dejar las cosas tal y como están por siempre. Incluso un negocio que funciona, con el tiempo se verá afectado por el cambio del entorno y si no evoluciona, en poco tiempo estará perdido.

Para evitar esto, hay que transformar ideas, procesos, productos y también crear nuevos de estos. Aunque no es un proceso tan sencillo, debes saber que con un enfoque adecuado de innovación tecnológica, puedes avanzar de una manera más rápida y efectiva.

¿En qué consiste la innovación tecnológica aplicada en los negocios?

La innovación tecnológica no es solo comprar nuevos dispositivos; a pesar de que esto forma parte del concepto, la realidad es mucho más amplia. Veamos con detalle qué significa.

Innovar es transformar para mejor; puede ser una idea, un proceso, un producto, servicio o cualquier cosa. Esta transformación permite alcanzar nuevos objetivos que a nivel corporativo se traduce en mejores beneficios líquidos. Por ejemplo, un nuevo proceso de producción que disminuya la merma habitual impactando positivamente la productividad.

Ahora bien, no siempre significa olvidarse por completo de lo que existe, pues hay innovaciones que parten desde un lienzo en blanco y otras que pretenden mejorar algo que ya existe. Depende de qué área desees atacar.

Entendiendo esto, cuando se mezcla la creatividad con la tecnología, obtenemos un panorama que en efecto te acerca al futuro. Se trata de implementar herramientas de poder que faciliten el trabajo, disminuyan el margen de error, perfeccionen el producto y se pueda vender a mejor precio.

Te interesará  Estructura de un Plan de Negocios eficiente y objetivo

Por supuesto, requiere de una inversión, a menudo considerable, en cuanto a:

  • Dinero
  • Personal capacitado
  • Tiempo de implementación
  • Tiempo de adaptación

Como verás, el tiempo es dinero y cada persona en la plantilla también representa (cuantitativamente) una cantidad de recursos financieros que debes tener. Así que sí, la innovación es costosa. Sin embargo, las repercusiones de dicha transformación compensan las inversiones y el esfuerzo.

Ejemplos de innovación tecnológica

Suponiendo que tienes una agencia de marketing y cuentas con un equipo de 10 especialistas en diferentes áreas. Bien puedes llevar a cabo procesos de bajo costo y alcanzar un primer escalón en tus metas de clientes.

Ahora bien, avanzar un nuevo escalón requiere un modelo de gestión más efectivo y además una sincronización perfecta con el equipo de trabajo. Es probable que los nuevos clientes sean más exigentes, por los que necesitarás mejores recursos para atenderles.

Suponiendo que te las arreglas para continuar sin grandes inversiones, cuando pretendas avanzar a una tercera etapa, necesitarás:

  • Herramientas avanzadas para gestión de equipos e trabajo.
  • Herramientas de CRM.
  • Herramientas de control financiero.
  • Mejor servicio de conectividad.
  • Más espacio de almacenamiento, sea en la nube o en unidades de disco.
  • Otros.

Estos y otros detalles conforman un conjunto de mejoras relacionadas a la tecnología. No se trata de una transformación radical, pero sí que habrá una inclusión de nuevas tecnologías. Por lo tanto, estarás frente a un proceso de innovación tecnológica y en efecto, estarás a las puertas de grandes avances para la agencia.