Una de las cosas más interesantes sobre las tendencias de negocio, como el comercio electrónico, es que cuando aparecen, las personas no creen que tenga futuro; cuando avanza y se extiende, las personas comienzan a darle créditos y cuando llega a la cima, es donde todos quieren entrar a competir.

Pero, por más que corran a aprender del tema, y logren grandes resultados, los gigantes de la industria serán los que estuvieron desde el principio, creciendo con el modelo de negocio.

Sin embargo, apenas estamos a las puertas de un gran cambio global con respecto a la manera de hacer negocios y estoy convencido de que cualquiera que comience pronto, en los próximos años tendrá un crecimiento significativo.

Qué hacer si no tengo suficiente capital

Cuando recibas ofertas de negocio donde se mencione que “no es necesario invertir”, ignórala. Principalmente un negocio se hace a partir de una inversión para obtener una rentabilidad, si no hay inversión es como querer dinero gratis, y en ese caso, es mejor que ubiques un trabajo.

Te interesará  5 prácticas para comprar de manera segura en internet

No obstante, cuando hablamos de negocios como el comercio electrónico, obtenemos alternativas que nos hacen minimizar tanto las inversiones como el riesgo.

De hecho, existe una modalidad para desarrollar un e-comerce conocida como dropshipping; que no es más que crear un enlace entre proveedores y clientes finales, siendo tú el único mediador. Pero a diferencia de un intermediario del comercio tradicional, con el dropshipping solo actúas como un comunicador.

Es decir, solo recibes la información del pedido junto con el pago y la rediriges al proveedor principal; una vez completada tu parte de la operación, el proveedor envía el producto directo al domicilio del cliente.

Por supuesto, de tu parte queda agregar un margen de ganancia al precio del producto y esa diferencia queda directamente en tus manos.

La gran logística del dropshipping

Cabe destacar que hablamos de una intermediación principalmente de datos. Por lo tanto, iniciar en el comercio electrónico bajo esta modalidad resulta mucho más económico que otros modelos, y a su vez, es exageradamente rentable.

Te interesará  11 estrategias de ecommerce que funcionan

De hecho, muchos milenials se han dispuesto a acumular más dinero mensual del que una persona ganaría en un año de trabajo. Y en la mayoría de los casos, al automatizar los procesos, los ingresos aumentan mientras el esfuerzo por mantener el negocio se hace mucho más ligero.

Para ello, es vital que estudies un poco sobre la demanda más importante en el sector que te motive. Luego, requieres ubicar a los mejores proveedores del sector y negociar directamente con ellos; cosa que hace unas décadas era impensable. Pero hoy en día, los mismos proveedores están a favor del comercio electrónico y permiten este tipo de negociaciones.

Conclusión

Finalmente debes crear tu página web pudiendo recurrir a plataformas como shopify o woocommerce. En ellas proyectas tu catálogo de productos, con tus precios y difundes el contenido en la web para atraer a los clientes.

Advertisement

Por supuesto, esto es solo una vista del proceso en macro para iniciar en el comercio electrónico. Una vez instalada la tienda, debes ocuparte de posicionarla en buscadores y redes sociales, para que tengas mayor probabilidad de vender.

Te interesará  ¿Por qué debo contarle a todos mi idea de negocio?

Aun así, si te mantienes dedicado al crecimiento de tu negocio, en pocos meses podrías sorprenderte con el giro económico de tu vida.