Uno de los errores más comunes entre los creadores de nuevos proyectos es que a menudo se dejan llevar más por el ideal y menos por los datos lógicos. Creer que el plan funcionará es parte importante del éxito, pero el uso de herramientas profesionales para sustentar el plan lo es más aún.

En ese sentido, al igual que la matriz FODA y el análisis CAME, cuando hablamos del análisis PESTEL, nos encontramos frente a una poderosa herramienta capaz de prevenir daños graves en el proyecto.

Si quieres conocer lo que le espera a tu proyecto en el entorno donde deseas entrar, no puedes pasar por alto esta información; y créeme, ningún ejecutivo de alto rango lo hace.

Qué es el análisis PESTEL

Al igual que otras matrices, el análisis PESTEL recibe el nombre partiendo de siglas que representan diversas áreas del estudio. En este caso las siglas representan los agentes externos que tienen influencia sobre el éxito o fracaso de tu proyecto.

Te interesará  Metodología para el diseño de un logo

Siendo factores ajenos a tu dominio, no significa que puedas controlarlos, pero sí que puedes encontrar maneras de abrirte un espacio entre ellos y avanzar. Por supuesto, necesitas saber qué hay y cómo te afecta para tomar decisiones asertivas.

Partiendo de ello tenemos entonces 6 elementos externos:

  • Políticos
  • Económicos
  • Sociales / Culturales
  • Tecnológicos
  • Ambientales (Entorno)
  • Legal / Jurídica

Evidentemente, comprende una matriz compleja que invita a ver más allá de nuestras narices para percibir una dosis de realidad. Es indispensable para determinar a qué te vas a enfrentar y antes de salir a lo desconocido, contar con un plan que permita evolucionar.

Si vas de viaje, armas el equipaje en función de los medios de transporte, el clima y las actividades que vayas a realizar. Así mismo, si pretendes lanzar un proyecto, necesitarás conocer PESTEL para determinar qué herramientas y qué personal te pueden ayudar a avanzar.