Las redes sociales se han convertido en un factor esencial para todo tipo de transmisión de mensajes y la comunicación efectiva. Desde una noticia hasta la popularización de marcas y artistas, e incluso el surgimiento de personas a las que hoy día se les denomina “influencers”; quienes se destacan en alguna de estas plataformas y cuyas opiniones generan influencias sobre aquellos que les siguen.

Tanto ha sido el auge de las redes sociales que ya pasaron de ser simplemente un factor de entretenimiento y conexión a distancia, a ser el medio principal para el comercio y marketing digital.

De hecho, Facebook, la red más grande de todos los tiempos, también figura hoy como un ejemplo perfecto para esto. Luego de implantar lo que se conoce como publicidad en Facebook Ads, los negocios pueden invertir en la plataforma con el fin de posicionar su contenido en el feed (lo que se conocía como inicio) de la cuenta de un nicho específico de usuarios, acelerando los resultados y destacándose de la competencia.

El uso de la misma genera incremento de seguidores, de likes e incluso la asistencia a eventos patrocinados.

¿Es necesario el uso del Facebook Ads?

Por lo general, el algoritmo de esta plataforma no es garante de que los posts que realices alcancen el total de tus seguidores. En promedio, el 1% de los fans alcanzan a visualizarlo, perdiéndose así la posibilidad de disfrute y difusión del contenido.

Esto se debe a la multitud de temas en textos, realizaciones audiovisuales y más, que se distribuyen diariamente por los millones de usuarios alrededor del mundo.

Es por ello que adquirir publicidad en Facebook Ads permite la interacción y alcance a personas que todavía no han seguido tu página. Además, ayuda a conocer mejor el comportamiento de tus clientes y los clientes potenciales, buscando así la mejor estrategia para crear enfoques y contenidos asertivos con el fin de atraerlos principalmente cuando están en etapas iniciales de preparación e interés para la compra.

Una baja inversión a cambio del incremento de seguidores

Facebook Ads resulta una opción cómoda y económica; personalizable y controlable que te permite trabajar conforme a cuanto quieras y puedas destinar. Su bajo costo se debe a una de las modalidades de pago, en que tu empresa debe retribuir solamente por los clics obtenidos; en otras palabras, solamente cuando los usuarios están realmente interesados en el negocio y han querido ingresar al anuncio.

Te interesará  ¿Cómo hacer una Landing Page que genere conversión y no morir en el intento?

Aunado a ello, permite la segmentación detallada de la publicidad, lo que establece la oportunidad de dirigir los temas de mayor agrado e interés a los clientes ideales. Esta segmentación se puede construir en base a datos demográficos, por edad, género y principalmente por los intereses de los usuarios, de acuerdo con el análisis de su comportamiento.

Sin duda alguna, otra de las ventajas principales es la medición de resultados, en el que la plataforma ofrece información detallada sobre las etapas del anuncio, lo que favorece para determinar, optimizar y mejorar las estrategias para el crecimiento y rendimiento tanto de la empresa como de su publicidad en Facebook.

Pasos para la creación de una cuenta de anuncios en Facebook

Con la finalidad de administrar tus campañas y cobros en los anuncios de tus páginas debes acceder a tu “Gerenciador de negocios”, hacer clic en “crear cuenta” y escribir el nombre de tu empresa. Esto se conoce como la cuenta del administrador comercial, que permite asignar roles y conceder permisos a personas, así como agregar otras páginas y elementos conectados al negocio.

Luego, crea el perfil comercial, donde se asignarás un nombre y un correo. La información publicada en éste no será visible para las personas en la cuenta de administrador comercial.

Es importante denotar que el administrador y el perfil comercial son dos cosas diferentes que trabajan de forma engranada. La primera se basa en la plataforma que estamos creando para manejar en conjunto a otras personas si así se desea, y el perfil, es la cuenta con la que vas a acceder a ella.

¿Y ahora qué páginas administro desde el Business Manager?

Una vez completados los pasos anteriores, tu cuenta está lista y tienes la potestad de crear nuevas páginas o continuar con alguna existente.

  • Haz clic en “configuraciones del gerenciador de negocios”, en la esquina superior derecha.
  • Luego en “páginas” en el menú lateral.
  • Escoge una de las opciones de “añadir nuevas páginas”, los cuales serían: Agregar una página (ya existente), solicitar acceso a una página (se refiere a que deseas que la publicidad de tu negocio circule en la página de otro), y la opción de crear una página.
  • Finalmente sigue los pasos de la opción escogida.

Ahora se definen los métodos de pago

Con Facebook negocios tienes la opción de escoger diversos métodos de pagos:

  • Tarjetas de crédito y de débito de marca compartida (American Express, Dicover, Mastercard y Visa).
  • Cuenta bancaria (domiciliación bancaria) en los países que lo admitan.
  • Paypal.
  • Métodos locales de pago manual en algunos países y divisas.
Te interesará  [VIDEO] Qué nos ofrece la extensión de Google Analytics

Para definirlos, en tu cuenta de anuncios haz clic en “pagos”, luego en “añadir forma de pago”. Seguidamente, seleccionas el país de cobro y la moneda; al continuar completas los datos correspondientes, y listo.

Sin embargo, esto no es todo en cuanto a lo que debes saber del pago.

Existen dos modalidades: El costo por mil impresiones (CPM) y el costo por clic (CPC). El primero significa que tu empresa debe pagar un precio fijo para cada mil personas que visualizan el anuncio. Y el otro, hace referencia a que ésta paga únicamente por clics obtenidos.

Como método pre-configurado encontrarás la emisión de facturas en base al CPM, opción que puedes cambiar al hacer clic en “opciones avanzadas” que puedes encontrar al inicio  al final de la pantalla de edición de anuncios.

¿Y si me cobran demás en la TDC?

Con la publicidad en Facebook Ads eso no sucede. Como se mencionó anteriormente, con el método CPC tienes la facultad de controlar cuánto gastas. Por ejemplo, el presupuesto total que inviertes para un período y una cantidad de anuncios predeterminados no necesariamente equivale a lo que se gastará, pues si solamente se emplea la mitad de la inversión, debido al rendimiento del anuncio, la factura será únicamente del monto gastado.

Estructura de una cuenta de anuncios en Facebook

En este punto se definen tres niveles que generan mejoras en distintos ámbitos. Además de un enfoque determinado en cada uno de los tres grupos, control de presupuesto y cronograma, que facilitarán el análisis de resultados.

Los tres niveles son: las campañas, los conjuntos de anuncios y los anuncios propiamente.

  • Para la campaña se debe elegir un objetivo específico, bien sea generar vínculo con alguna publicación, aumenta la cantidad de “me gusta”, entre otras. Sería, en otras palabras, el motivo principal.
  • En cada campaña se tiene la posibilidad de crear diferentes conjuntos de anuncios, que podrían segmentarse, por ejemplo, unos dirigidos a un público de alguna zona específica y otros para los de un lugar distinto. A estos se les puede asignar un cronograma y presupuesto diferente, permitiendo un mayor control por parte del usuario.
  • Finalmente los anuncios, que consiste en el material en sí, como la variación de textos, imágenes, links y demás. Y es precisamente donde definen los métodos de lanzamiento (CPC o CPM).
Te interesará  ¿Por qué contratar a una agencia SEO para posicionar una web empresarial?

¡Empieza a crear y medir campañas, conjuntos de anuncios y anuncios!

El Gestor de Anuncios de Facebook permite crear, editar, duplicar campañas, publicar y supervisar varios anuncios al mismo tiempo. No solamente en Facebook, sino también en Instagram.

Para empezar a editar estas opciones, desde tu cuenta de negocios accede al “Gerenciador de Negocios” y luego al “Power Editor”, donde se escoge cuál de los niveles antes mencionados quieres crear y luego define las características conforme al nivel y tipo de anuncio escogido.

Ya publicado el anuncio, debe actualizarse y monitorearse diariamente para optimizar y generar mejores resultados.

No solamente promueves tus anuncios, también tus publicaciones

La publicidad en Facebook Ads no es limitada, pues, pueden partir incluso desde tus publicaciones de una forma muy sencilla:

Luego de entrar a la página de la empresa, debajo de cada publicación hay un botón denominado “Promover Publicación”. Allí se escoge el objetivo (personas a quienes les gusta la página y sus amigos o un grupo específico determinado por la edad, género, intereses o ubicación), el tiempo y el presupuesto.

Aprende a analizas las mediciones de tus anuncios

Existen tres ítems importantes que indican claramente si es necesario hacer cambios en la campaña. El panel de gestión de anuncios ofrece estas medidas para garantizar un buen costo por clic (CPC), en la que es muy importante acompañar la tasa de clics, el lanzamiento actual y cuánto del presupuesto está siendo consumido diariamente.

Asimismo, se debe analizar el costo por lead (cliente potencial) o por objetivo esperado. En líneas generales, tomar en cuenta un todo.

Entre las estrategias para un crecimiento eficaz, busca siempre mejorar y ampliar la interacción con los usuarios, en el que los anuncios sean dinámicos. Ejemplo de esto son las encuestas, sorteos, concursos, entre otras; lo que te ayudará a conocer a tus clientes para usar esta información a tu favor dentro de la publicidad en Facebook Ads.

Hoy en día, los proyectos, organizaciones, las pequeñas y las medianas empresas trascienden gracias a toda la publicidad en las redes sociales, factor de suma importancia tanto para las compañías como para el consumidor. ¿La usarás a tu favor?