Seguramente te habrás preguntado en más de una ocasión cómo una empresa lograr convertirse en líder del mercado y destacar entre todos los demás negocios de su sector. Puede que pienses que es solo cuestión de suerte, de estar en el momento y en el lugar indicado. Lo cierto es que para conseguir el éxito, es necesario tener una excelente preparación, además de una dosis de innovación, mucho trabajo y una buena estrategia de líder.

Un rol importante del líder es buscar nuevos usuarios, nuevos usos y más consumo de sus productos o servicios para su negocio, para conseguir nuevos usuarios se deben seguir estas tres estrategias:

  • Penetración del mercado
  • Nuevo segmento de mercado
  • Expansión geográfica

El enfoque profesional en una estrategia de líder dará la luz del resultado, recuerda que una empresa debe defender continuamente sus ventas, contra los ataques de sus competidores, la respuesta más constructiva es la innovación continua.

¿Qué es el posicionamiento de mercado?

Las empresas utilizan el posicionamiento para crear una imagen del producto o servicio de una marca en la mente de un cliente objetivo. El posicionamiento define cómo la oferta de la marca es única, cómo proporciona un beneficio distintivo a los clientes.

El posicionamiento no es lo que le haces a un producto. Tiene que ver con lo que le haces a la mente del cliente potencial; es decir, posicionas el producto en la mente de ese cliente ideal.

Estrategias de posicionamiento

Posicionamiento basado en precio

Con la estrategia de posicionamiento de precios, una marca pretende ser la más barata o una de las más baratas del mercado, y el valor se convierte en su posición. En la mayoría de los mercados, el posicionamiento de los precios tiene un fuerte impacto en la forma en que se percibe la marca. Al final, se trata de cómo los clientes ven la marca y lo que están dispuestos a pagar.

Te interesará  ¿Estás preparado para el marketing 5.0?

Posicionamiento basado en la calidad o el lujo

El precio y la calidad de un producto se alinean ciertamente en la mente del consumidor, ya que el alto precio a menudo se asocia con una alta calidad. Ten en cuenta que el lujo no siempre significa mejor calidad, pero los clientes aún creen que es mejor debido a la reputación de la marca debido a sus estrategias a largo plazo.

Posicionamiento basado en las características del producto

Utilizar las características o beneficios del producto como estrategia de posicionamiento asocia su marca con una determinada característica que es beneficiosa para los clientes.

Un ejemplo sería en la industria automovilística, la posición de Toyota en el mercado es la fiabilidad, la de Porsche es el rendimiento y la de Volvo es la seguridad.

Posicionamiento sobre la competencia

Se trata de una estrategia de posicionamiento que se enfoca frente a la competencia. Es decir, consiste en diferenciar qué tiene nuestra empresa que no tenga el resto en cuanto a valores y atributos.

Por ejemplo, Nike y Adidas son dos marcas que han competido desde siempre, pero cada una tiene un posicionamiento de marca distinto. Nike lidera el mercado con su Just Do It con el cual impulsa a sus usuarios a atreverse y conquistar metas grandes; estableciendo el valor del “simplemente hazlo”, frente a Adidas, que representa más pasión por el deporte para lograr un mundo mejor.