Conocer el performance de una empresa implica detallar paso a paso las métricas que relacionan todas las inversiones y los resultados obtenidos en un período de tiempo. Existen diversas herramientas para compilar dicha información para luego analizarla, pero pocas son tan concretas y efectivas como el estado de resultados.

Todo proyecto con fines de lucro debe aprender a levantar este tipo de información si pretende llevar un verdadero control de sus actividades. De lo contrario podría presentar fugas de recursos o mala gestión de inversiones sin siquiera notarlo hasta que es demasiado tarde; generalmente cuando el daño es irreversible.

Evita que tu empresa tome un curso inapropiado monitoreando su performance constantemente.

Qué es el estado de resultados

Al igual que otros documentos financieros, el estado de resultados es un formato que permite recopilar información sobre la relación ingreso/egreso de la empresa. En este caso particular, también se conoce como estado de ganancias y pérdidas; pues permite evaluar el tipo de frutos que está cosechando el proyecto luego de cierto tiempo en funcionamiento.

Te interesará  Top 5 Social Marketing México Mayo 2014

Cabe destacar, no basta con medir la cantidad de dinero que entra por ventas ni los costos de materias primas o recursos esenciales. Existen otras variables que determinarán en gran medida el status financiero de la compañía. Entre ellos encontrarás:

  • Ingresos por ventas
  • Costos de producción
  • Utilidad bruta
  • Gastos operativos
  • Utilidad sobre flujo
  • Depreciaciones y amortizaciones
  • Margen de operación
  • Gastos y productos financieros
  • Utilidad antes de impuestos
  • Impuestos
  • Utilidad neta

Dependiendo de la magnitud de la empresa, la recopilación de estos datos puede demandar poca o mucha atención por parte del personal a cargo. Pero debido a la sensibilidad de estos datos, es recomendable apalancar este tipo de actividades en un software de automatización.

Si tan solo imaginaras el proceso para levantar el estado de resultados de los últimos tres meses para compararlo con el año anterior ¿cuántas carpetas y papeles debes revisar?

Pero con un sistema ERP (Enterprise Resourcing Planning), puedes acceder a toda la información en segundos. Y además se presenta en gráficas friendly, en las que puedes incluso desarrollar proyecciones sobre el comportamiento de la empresa en el futuro cercano.

Te interesará  ¿Compramos obligados por las empresas?

Para qué sirve un estado de resultados

El estado de resultados permite apreciar desde todos los ángulos, el comportamiento financiero de una empresa.

En primera instancia, te permite validar que las operaciones actuales sean las más adecuadas; pero también presenta la oportunidad de identificar fallas en el proceso actual, o puntos de optimización.

De esa manera, podría decirse que es el mapa que muestra la mejor ruta para que tu proyecto alcance su mejor panorama financiero.

Efectivamente, se necesita evaluar esta serie de indicadores en períodos de tiempo que permitan mejorar los procesos dentro del mismo año fiscal; y a su vez, que aporten elementos comparativos y proyectables en distintos años fiscales.

Es decir, una manera de programar el informe es

  • Trimestral
  • Semestral
  • Anual

Garantizando así, un mayor control de las actividades de la empresa y asegurando un mínimo de mermas en las finanzas.

Sin duda alguna, cualquier proyecto que desee escalar, debe apoyarse en este tipo de herramientas. Pues pequeñas fallas a gran escala, significan grandes pérdidas; y pequeñas optimizaciones a gran escala, aumentan significativamente las ganancias.

Te interesará  Las marcas necesitan más fans que clientes