¿Recuerdas cuando creábamos perfiles en algunos blogs para compartir parte de lo que somos?

Desde entonces se ha hecho más notable el hecho de que tenemos un fuerte deseo por mantenernos comunicados. O más aún, sentimos la necesidad de pertenecer a algo. Incluso cuando Mark Zuckerberg creó The Facebook, vio la oportunidad de ofrecer un club digital para los estudiantes de las mejores universidades.

Una plataforma que permitiría no solo compartir información, sino interactuar con otros usuarios.

Sin embargo, ni el mismo Mark habría imaginado en ese entonces el potencial de este tipo de plataformas; y con su arduo trabajo logró perfeccionarla a tal punto que se puede describir como un nuevo universo. Por supuesto, aparecieron otros competidores y cada uno fue desarrollando alternativas distintas de interacción, permitiendo así una mayor cercanía entre los usuarios sin importar la distancia física que los mantenía separados.

La clave, es la comunicación e interacción en tiempo real. Si bien es cierto, que el correo electrónico es mucho más antiguo, también es cierto que no ofrece el mismo dinamismo que una red social.

Te interesará  Las 15 mejores páginas de Marketing en Facebook

Ahora bien, si te encuentras frente a un universo donde existen millones de personas al alcance un click, y tanto tú como ellos pueden traspasar las barreras sociales y conocer quién eres ¿Cuáles serían entonces las principales ventajas y desventajas de las redes sociales para ti y para tu proyecto?

Las nuevas posibilidades

Cuando analizas las ventajas y desventajas de las redes sociales, es inevitable que percibas un aire de nuevas oportunidades. Tanto tú como tu proyecto pueden hacer uso de ellas para poder llegar más lejos.

Ya sea que busques conocer algo/alguien nuevo o quieras direccionar tu propuesta de valor a cierto público, la facilidad de conexión que te brindan las app se vuelven una herramienta de apertura a ese horizonte.

De seguro estás consciente de que mientras exista contacto frecuente/prudente con tu audiencia, hay una mejor fidelización con tu propuesta de valor. Sin embargo, no puedes estar físicamente con todos tus clientes, pero ellos si pueden percibir lo que les quieres compartir a través de una red social.

Te interesará  Comprar desde Twitter ahora es posible

En ese sentido, tienes la oportunidad de descubrir el tipo de persona que se interesa en ti, cómo piensa, cómo actúa y qué desea. De esa manera determinas qué puedes darle para que se sienta atendido/a por tu proyecto.

El riesgo inherente de una red social

Por supuesto, nada es en extremo positivo ni negativo; hay una pizca de ambos en todo y saber mediar entre ello es lo que te garantizará mejores resultados.

Cuando aplicas este principio a las redes sociales te das cuenta que la misma ventaja puede ser una desventaja. Pues, la interacción instantánea y la exposición de quién eres, deja un brecha donde los haters pueden destruir lo que has tardado en levantar.

Advertisement

A pesar de las ventajas que implica esta exposición social, y de que seas cuidadoso con el tipo de contenido que compartes, la verdad aun no es posible protegerse se críticas destructivas ni de denuncias públicas. Por lo que ahora las empresas están más propensas a sufrir crisis de reputación, y de hecho, ahora los especialistas en el tema han incorporado un nuevo concepto llamado Crisis Social Media.

Ahora bien, entre las ventajas y desventajas de las redes sociales sigue habiendo un desequilibrio a tu favor. Si realmente te interesa tu proyecto debes aprender a lidiar con el riesgo de exponerte al mundo, pues solo así puedes llegar de manera directa a tu público objetivo.

Te interesará  La importancia del servicio al cliente en redes sociales