Cuando hablamos de outbound marketing, estamos haciendo referencia al conjunto de acciones o anuncios publicitarios cuyo objetivo es la venta de los productos o servicios a usuarios de un solo sentido. Los usuarios solo son receptores de la información.

Estas acciones son inesperadas y muchas veces se caracterizan por ser intrusivas, ya que el usuario no lo solicita y termina interrumpiendo otra acción que este podría estar realizando.

¿Cómo aplicar el outbound marketing?

Aquí se engaña quien piensa que el Outbound sirve sólo para empresas anticuadas o muy tradicionales. Esa metodología puede ser adoptada por diversos segmentos.

Volvamos para el gimnasio citado encima. El mismo también puede beneficiarse del Outbound Marketing. Algunas acciones que podrían funcionar para la atracción de nuevos clientes, por ejemplo, serían hacer folletos de promociones y distribuir en los comercios más próximos, un spot en la radio de la región e, inclusive, una acción de distribución de panfletos en la puerta del establecimiento.

Te interesará  ¿Cuánto se invierte en medios publicitarios en el Perú?

Pensando también en lo digital, el gimnasio podría hacer medios pagos direccionados hacia un público específico de la región en donde la misma se encuentra.

Usando esas acciones más tradicionales el gimnasio no necesariamente irá a alcanzar a quien está interesado, pero en el medio de esas personas expuestas a ese tipo de acciones pueden estar aquellas que, en el momento, se sentirán atraídas por la oferta y se convertirán en clientes.