En palabras simples, tenemos que una infografía es una representación gráfica de un conjunto de datos. Pero a pesar de ser simple, al principio nos enfrentamos a ciertas preguntas que nos impiden comenzar el desarrollo de nuestra infografía.

Advertisement

En los casos más comunes, nos atascamos decidiendo qué información debe ir y qué herramienta se debe usar. Y la guía dependerá de la originalidad que le quieras dar a tu infografía.

En principio, esta alternativa de comunicación persigue el mismo norte que las piezas gráficas publicitarias; Entregar contenido valioso que atraiga la atención del prospecto. En este caso, se aplica para resumir información compleja y plantearla de manera simple, de modo que se pueda recordar con facilidad.

Por lo tanto, el aspecto visual juega el papel central de esta alternativa. Si la información es de gran relevancia, pero no cuenta con una buena apariencia, perderás todos tus esfuerzos.

Así que el juego radica en poder organizar todos los datos importantes referentes a determinado tema, combinarlos con imágenes y vectores relacionados, para luego representarlos en una sola hoja. Y al tratarse de “muchos elementos”, resulta ineficiente el uso de herramientas como power point; es necesario apalancarse de otras plataformas.

Te interesará  11 Acciones en e-Mail Marketing para este 2016.

Diseñar vs adaptar

Es cierto que para crear una infografía atractiva se puede realizar mediante plantillas. De hecho, plataformas como Canva y Crello, suelen ser las más influyentes en el sector. Sin embargo, al utilizarlas, no podrías considerarlas como Diseño, pues solo estás haciendo uso de otras ideas ya prediseñadas.

En ese caso, solo vacías la información de tu proyecto en un lienzo con las características que otra persona también podría usar. Es decir, no hay originalidad, y aunque es una excelente opción para salir del paso, la verdad estarías mostrando tus gráficas de la misma manera que otros miles de usuarios de Canva.

En pocas palabras, te resultará difícil resaltar frente a tus competidores.

Por el contrario, el diseño implica una creación desde el lienzo en blanco, el cual provee una mejor resolución y 100% la personalidad de tu proyecto. Pero, requiere el manejo de softwares de diseño gráfico como los de la suite de Adobe o Corel.

Te interesará  #Infografía cómo usar los #hashtag en las diferentes redes sociales

Sin embargo, puedes estar seguro de que cuando el encargado de diseño recurre a su creatividad para crear el formato de tu infografía, obtendrás una imagen auténtica para tu proyecto.

Impacto en la resolución

Uno de los factores que más se perciben cuando se adapta una infografía es la pérdida significativa de la calidad de la imagen. Por lo general, debido a que las plataformas como Canva cuentan con una especie de bancos de imágenes y plantillas, tienden a suprimir al mínimo los pixeles de las mismas.

Razón por la cual, al momento de exportar y compartir la infografía, podemos ver como esta ha salido con una resolución poco atractiva.

Por el contrario, cuando se diseña en un software profesional, todos esos parámetros son configurables para que la imagen a compartir siempre mantenga su calidad.

Cabe destacar que manejar un software de diseño y aprender de esta profesión implica tiempo, pero en caso de no contar con el tiempo, puedes recurrir a la tercerización de esta actividad. Y así, a través de un outsourcing especializado puedes contar con una imagen corporativa completamente atractiva para tus prospectos.

Te interesará  Herramientas para hacer video marketing