El desempeño de cualquier equipo de trabajo depende, en gran medida del clima laboral. Más que la “comodidad” que deben tener los empleados, se trata de ese ambiente en el que cada uno cumple con su rol asignado, que de acuerdo a sus características aporta fluidez o estancamiento.

Saber qué piensa y qué siente tu equipo marcará la diferencia, por eso es importante aplicar alguna encuesta de clima laboral e identificar todos los aspectos que lo comprenden.

Este clima interno de las organizaciones está constituido por un conjunto de variables que conocerás en esta nota. Si deseas aumentar el rendimiento de trabajo, debes conocer cada una de estas y optimizarlas.

Con eso en cuenta, veamos a profundidad de qué se trata.

¿Cómo influye el clima laboral en el éxito de la empresa?

Cualquier empresa o proyecto requiere de un equipo de trabajo disponible y dispuesto a dar el todo de sí mismos para llevarlo a cabo. Algunos escenarios requieren de mayor compromiso que otros, pero en todas las circunstancias, la disposición del personal afecta directamente el resultado.

El ejemplo más evidente es en el área de atención al cliente. Cuando el clima laboral es pesado, la insatisfacción del personal a cargo suele reflejarse en una mala atención; respuestas inconclusas, omisión de políticas, tareas sin terminar, entre otras.

A esto, debemos sumarle un carente deseo de mejorar el desempeño; la apatía contamina el lugar y la empresa se estanca. Si analizamos todos los departamentos, existen infinitas posibilidades de afectar negativamente los procesos internos si no se le presta suficiente atención al clima organizacional.

Ahora bien, si llevamos esto al polo opuesto donde el clima interno está óptimo, los resultados son increíblemente poderosos.

Te interesará  Para qué sirve la lluvia de ideas (Brainstorming)

Recuerda que la comunicación interna siempre será el punto de partida para toda organización en fomentar la confianza, transparencia y mayor fluidez de la operativización del trabajo en equipo.

¿Principales beneficios de optimizar el clima laboral?

Cuando el personal siente que está trabajando en el lugar correcto, suele generarse una chispa de motivación extra. Esta impulsa al equipo a desempeñar sus funciones cada vez en mejor medida.

Cada uno asume la perspectiva corporativa en cuanto a la meta y asimismo, se asume el compromiso para alcanzarla. De hecho, cuando ocurren las incidencias y los eventos no deseados, cuando el clima laboral es óptimo, la disposición por encontrar soluciones y ejecutarlas es mucho mayor.

Esto reduce el tiempo muerto, favorece la productividad y se gana fluidez en todos los procesos de la empresa.

¿Qué necesito para mejorar el clima laboral?

Ahora bien, en efecto, establecer un ambiente organizacional ideal está relacionado al diseño de políticas internas, diseño de la visión, planteamiento de valores y demás elementos afines. Sin embargo, eso no es suficiente.

Para mejorar el clima laboral, la directiva debe realizar el máximo esfuerzo para implementar canales y sistemas de comunicación interna que garanticen la bilateralidad. Esta información debe fluir hacia todas las partes, y cada uno de los empleados y directivos deben actuar conforme a ello.

Es un proceso educativo en el que el alto mando representa a la “persona ideal” dentro de la empresa. Esto incluye actitudes, lenguaje, criterios, compromiso y demás. Promover desde arriba y hacer seguimiento en las distintas áreas de supervisión es la clave. Pero en efecto, debe haber congruencia entre lo que se promueve y lo que se hace.

Te interesará  iPhone: Sugerencias para conseguir los mejores modelos con descuentos

Esto elimina las barreras de comunicación, aumenta el nivel de compresión, la afinidad profesional y en consecuencia el desempeño general de los equipos de trabajo.