La evaluación de personal es una de las prácticas administrativas más importantes, pero también de las menos gratas de ejecutar. Encarar la realidad es fundamental para el buen funcionamiento de la empresa, pero pocos están dispuestos a hacerlo.

Lo importante es lograr un análisis objetivo del performance de cada empleado, pero ¿cómo se puede hacer sin generar tensión en el personal? Así es, cada vez que un trabajador se somete a una evaluación de desempeño, y esta no se ejecuta correctamente, se generan ciertas fisuras en la relación profesional.

Para ayudar a que esto sea más fácil y efectivo, permíteme mostrarte cómo se debe ejecutar la evaluación y bajo qué parámetros te será más útil.

3 modelos de evaluación de personal

Dependiendo del tipo de organización, el tamaño de tu plantilla y el objetivo que persigas con la evaluación de personal, podrás aferrarte a un modelo específico o incluso un híbrido entre estos.

Ten en cuenta que el fin último de la evaluación es encontrar lo que está bien para fortalecerlo y detectar lo que está mal para corregirlo. Obviamente, si los daños son graves, hay otro tipo de decisiones que tomar.

Autoevaluación

Esta es una técnica bastante útil cuando se pretende enfatizar las fortalezas y debilidades al punto de la concientización. Cuando el evaluado responde a ciertas preguntas sobre su desempeño de manera objetiva, puede reconocer sus virtudes y fallas asumiendo de mejor manera la responsabilidad.

Evaluación 180°

En este caso, la evaluación de personal consta de un encuentro directo donde el evaluado recibe una declaración sobre si desempeño. Generalmente es producto de un período de observación objetiva que permite otorgar una retroalimentación precisa.

Te interesará  Cómo establecer la misión de una empresa

Puede ser un poco incómoda de implementar, pero permite reducir los tiempos y actuar de inmediato sobre los aspectos que el evaluado debe mejorar.

Evaluación conforme a objetivos

Aunque no son los únicos métodos para analizar el comportamiento de los empleados, este podría cerrar el tridente de los tipos de evaluación de personal más utilizados.

Para efectos de este modelo, el interés se enmarca en los objetivos trazados por la organización con respecto al rol del personal. Simplemente se contrasta la planificación con el desarrollo del plan y se evalúa lo favorable y lo desfavorable.

Consideraciones al momento de evaluar a tu equipo de trabajo

Sea que cuentes con un equipo de trabajo en planta o remoto, al momento de implementar un modelo de evaluación de personal debes tener algunas consideraciones esenciales. Si las pasas por alto, es probable que el resultado de la evaluación no sea realmente acertado, y en consecuencia, las decisiones futuras podrían ser un desastre.

  • Propicia un ambiente laboral confortable para el confrontamiento.
  • Transmite confianza y tranquilidad.
  • Garantiza privacidad y confidencialidad de cada conversación.
  • Diseña los aspectos a evaluar desde la objetividad.
  • Evita ocupar más tiempo del realmente necesario.
  • Promueve la evaluación constante para corregir fallas a tiempo.
  • Asegúrate de otorgar herramientas para obtener un mejor desempeño.
  • Toma decisiones radicales cuando sea necesario, no antes.

Entendiendo estas consideraciones, estoy seguro de que podrás llevar a cabo una evaluación de personal realmente efectiva. Solo te resta elegir el modelo que mejor te convenga y ejecutar tu programa de evaluación.