AOC presentó su nueva marca con la que espera dominar el mercado gaming, “Agon by AOC”. El anuncio vino acompañado del lanzamiento de unos monitores curvos que pertenecen a la serie G3, donde la característica principal es su sistema optimizado de enfriamiento capaz de soportar horas de juego pesado.

AOC planea llevar el set-up gamer perfecto a un nuevo nivel, dejando atrás  el clásico monitor con una cantidad decente de píxeles y el CPU con una buena refrigeración al reemplazarlos con versiones personalizadas que mejorarán notablemente la experiencia de juego. Eso sí, dejando por el momento accesorios esenciales en el gaming como los cascos para sumergirse en el sonido del título y las silla ergonómicas, cuyas ventas ascendieron a 5.4 % en España, según reporta Statista.

AOC amplió su gama de productos en esta nueva etapa para captar un público nuevo, los gamers. Es el mercado de ordenadores donde iniciará su táctica de penetración con el lanzamiento de cinco tipos de monitores curvos pertenecientes a la serie G3. Esto no significa el fin de la G2, pues la compañía taiwanesa fabricará ambas líneas al mismo tiempo.

Te interesará  Nuestra respuesta al COVID-19 definirá quienes somos como empresas

Los nuevos monitores cuentan con una tasa de enfriamiento de 165 Hz, un ping de 1 ms, una curvatura de 1000R – a diferencia de los 1500R de la G2 – capaz de envolver los ojos a los gráficos del juego, reducir la fatiga visual y ver las acciones que suceden en las zonas laterales, perfecto para juegos de supervivencia como Fortnite o Pubg.

Los cinco monitores cuentan con paneles Vertical Alignment(VA). Esta tecnología ofrece colores más profundos, brillantes, unos excelentes contrastes y tonos negros puros por el líquido que se encuentra dentro, cuya función es evitar que la luz llegue a los componentes internos de la pantalla.

También cuentan con la función Motion Blur Reduction, que neutraliza la lentitud de los paneles VA y reduce el tiempo de respuesta a 1 milisegundo, por lo que no se visualiza la típica imagen borrosa cuando se mueve la cámara del juego. La tarjeta gráfica cuenta con una renderización óptima por su compatibilidad con el Adaptative Sync.

Te interesará  Limits: La lucha de Instagram contra el cyberbullying.

Todos los modelos tienen especificaciones técnicas similares, siendo su mayor diferencia el tamaño de pantalla: 34, 32 y 27 pulgadas. El AOC CU34G3S es el más grande y la única con una visualización 21:9, es decir un tamaño horizontal más grande que el vertical, siendo este el que aproveche mayormente la curvatura. Además cuenta con una pantalla 4K y su precio es de 679 euros.

Los dos modelos de 32 pulgadas, CQ32G3SU y C32G3AE, cuentan con una relación de aspecto de 16:9 y dos altavoces de 5 W de potencia. Su diferencia se encuentra en la pantalla, pues la primera tiene una resolución 2K y la segunda es 1080p. El precio es de 449 y 349 euros respectivamente.