Como emprendedor o empresario, un objetivo macro en común es desarrollar una idea comercial en su máximo potencial. Para ello, es esencial descubrir todos los factores que condicionan dicho desarrollo y usar esas variables a tu favor.

Por fortuna, esto es posible si se realiza un estudio de mercado preciso y detallado. Podrías ahorrarte varios dolores de cabeza, si dedicaras un tiempo previo para determinar si tu idea es viable o no.

Si quieres entender un poco más sobre esto, lee hasta el final.

Cuál es la estructura de un estudio de mercado

Como todo proceso investigativo, el estudio de mercado debe construirse sobre una base de datos sólida. Mientras puedas cubrir los aspectos esenciales, asegurarás una mejor calidad de la información obtenida; y consecuentemente tomarás mejores decisiones sobre tu proyecto.

Desde un aspecto macro, la estructura consta de cuatro etapas fundamentales.

Te interesará  Diferencias entre Community Manager y Social Media Manager

En cada una de ellas, se pretende obtener información real sobre cuál es el comportamiento del consumidor; y además determinar de qué manera, tus competidores están atendiendo sus necesidades.

En función a ello, puedes entender cuáles son los espacios vacíos entre la oferta  la demanda para perfeccionar tu propuesta. Ciertamente puedes aventurarte a pelear con compañías ya establecidas; pero ¿No sería más sabio enfocarse en un nicho desatendido?

El problema, es que los resultados de este tipo de estudios, pueden revelar la poca viabilidad de un proyecto. Y son pocos quienes están dispuestos a lanzar un rediseño total de la propuesta.

¿Cómo influye el estudio de mercado en el éxito de mi negocio?

Bien, el estudio de mercado es un método investigativo que te permite conocer la realidad no necesariamente evidente a la que se enfrenta tu negocio. Es decir, validará o descartará el nivel de acierto de tus ideas comerciales y sin duda te ayudará a entender mejor el negocio.

Te interesará  Debo contratar personal para Social Media en mi empresa?

Dentro de sus aspectos de mayor importancia, encontrarás la identificación de las necesidades específicas de un segmento de la población. Y a nivel de negocios, es preferible saber qué quieren tus consumidores para ofrecerlo a un precio atractivo, con una calidad inigualable.

Sin embargo, todo lo que podamos conocer de una audiencia es efímero; es decir, puede que hoy, el estudio de mercado te impulse a tomar ciertas decisiones, pero dentro de 6 meses, quizás el comportamiento de tus shoppers no sea el mismo.

Por lo tanto, deberías planificar sesiones investigativas con cierta periodicidad. Por lo general, cuando una estrategia no está dando los resultados que esperamos, es debido a que no se relaciona con las necesidades del mercado.

Y justo en ese momento debemos replantear toda la situación.

Es decir, aun cuando ya estás posicionado como proyecto, necesitarás apoyarte en un estudio de mercado constante para mantenerte a flote. De lo contrario, habrías desarrollado una idea de negocios para un público estático e irreal.

Te interesará  7 consejos rápidos para tener éxito cómo freelancer

Solo piensa en las disqueras ¿hoy en día es rentable vender discos compactos?

Efectivamente, no…

¿Quieres que suceda lo mismo con tu negocio?

¡Entonces a estudiar una y otra vez!