“Todo lo que se puede medir, se puede mejorar”, dice una máxima que puede encajar en muchos sectores de trabajo. Para el mundo del marketing es esencial conocer dónde estamos parados y cómo vamos avanzando.

Cada estrategia de marketing requiere de dedicación y conocimientos acorde a los objetivos planteados por una empresa, por lo cual, toma en cuenta los siguientes indicadores y plantea con tu equipo o consultoría de marketing cómo entenderlos de forma eficiente.

¿Qué son las métricas de marketing?

Las métricas de marketing se utilizan para ayudar a seguir y definir la eficacia de las campañas de marketing. 

Pueden ir desde lo más sencillo, como el número de ventas realizadas, hasta lo más complejo, como el nivel de fidelidad o satisfacción de los clientes. Las métricas de marketing pueden utilizarse para mejorar las estrategias de marketing y analizar los resultados, y son un componente esencial de todas las campañas de marketing de éxito.

¿Qué es un KPI?

Un término relacionado con el uso de métricas en marketing es el de KPI. 

Un KPI, o indicador clave de rendimiento, se utiliza en marketing para medir y evaluar el éxito de una campaña. Las mediciones de los KPI suelen basarse en objetivos específicos y medibles que son propios de la campaña que se está analizando. 

Estas mediciones pueden adoptar la forma de conversiones de campaña (el número de personas que han realizado una compra como resultado de la campaña), gasto en publicidad/ROI (la diferencia entre el total gastado en publicidad y la cantidad generada a cambio), o tráfico del sitio web (el número de visitantes únicos al sitio web). 

Te interesará  ¿Cómo mejorar la optimización SEO?

Las mediciones de los KPI pueden ser un medio útil para evaluar el éxito de una campaña de marketing y ayudar a orientar las estrategias futuras.

Beneficios de las métricas de marketing

Cuando aprendemos a señalar correctamente las métricas que necesitamos para nuestras campañas, podemos obtener las siguientes ventajas:

  • Conocer los puntos positivos y negativos de las campañas.
  • Son de ayuda a la hora de tomar decisiones en inversiones.
  • Mejora continuamente las estrategias en los diferentes canales que se realice la publicidad.
  • Reduce la incertidumbre a la hora de realizar las siguientes campañas.
  • Se identifica de forma más efectiva el del ROI.

7 métricas de marketing para la medición de tus resultados

1. Valor de tiempo de vida del cliente o LTV

El valor de tiempo de vida del cliente se refiere al total de ganancias que obtendremos de un cliente durante toda la relación que tengamos con él. Con este indicador sabemos qué tanto se ha invertido en adquirir al cliente y qué tanto nos ha retribuido él a nosotros.

Se calcula obteniendo el ticket promedio y multiplicando las compras promedio por cliente por año y esto se multiplica por el tiempo promedio de retención de clientes.

Te interesará  Cómo influyen las herramientas digitales en el turismo 2.0

2. Tasa de conversión

Dentro de esta métrica, es la empresa y el equipo de marketing quien determina qué es una conversión: llenar un formulario, descargar un recurso, hacer una compra, etcétera.

Conocer el porcentaje de las personas que realizan lo que tú quieres que hagan, determinar la efectividad de los mensajes, el flujo y el diseño que hayas elegido para llegar a tal objetivo.

Para poder calcularlo es necesario dividir el número de leads entre la cantidad total de visitas a la página donde estaba tu call to action. Al resultado lo multiplicas por 100 y vualá, tenemos la tasa de conversión.

3. Coste de Adquisición del Cliente o CAC

Este indicador se refiere al costo para la empresa para que una persona se vuelva un cliente. Aquí se deben incluir el gasto de campañas de publicidad, de tu equipo de ventas y demás gastos que estén implicados en adquirir a este nuevo consumidor.

Para calcular el CAC se debe tomar el coste total de marketing y ventas por un periodo determinado y dividirlo entre el número de clientes nuevos del mismo periodo.

4. Costo por lead

El costo por lead se determina bajo la cantidad de presupuesto invertida en una campaña y el número de leads o clientes potencialmente interesado existen para tu producto o servicio. 

Para poder calcularlo es solamente dividir el costo total de la campaña y dividirlo entre el número de lead conseguidos.

Te interesará  ¿Por qué la tecnología es lo mejor que nos pudo pasar?

5. Tasa de rebote

La tasa de rebote se refiere a la cantidad de personas que han entrado a un sitio web e inmediatamente lo han abandonado sin haber interactuado de ninguna forma en alguna parte de ella. Es normal tener una cierta cantidad de rebote, sin embargo, lo ideal es mantener esta tasa lo más bajo posible.

Conocer este dato te puede ayudar a determinar si existe contenido adecuado o que está “ahuyentado” a tus posibles clientes. Con lo cual, puedes iniciar con cambios de diseño, contenido, publicidad, etcétera.

6. CTR o tasa de clics

El CTR implica a dos elementos: las impresiones y los clics. Es decir, con el CTR podemos saber la proporción de clics que se tuvieron en relación a las veces que fue mostrado un anuncio o tu contenido (cuando es orgánico).

Conocer el CTR nos ayuda también a definir qué tan atractiva es la información que ofrecemos para que las personas decidan hacer un clic sobre nosotros.

El CTR se calcula de la siguiente manera:

7. Leads por canal

Es esencial conocer de dónde vienen las oportunidades de crear nuevos clientes. Para esto, un indicador y una métrica muy importante es la de leads por canal: Saber si los leads vienen de canales orgánicos, redes sociales, anuncios, correo electrónico, etcétera; nos viene bien para ofrecer más presupuesto al canal de mejor rendimiento.