Cuando se parte trabajando de manera independiente, el punto esencial inicial es decidir cómo y cuánto se le puede cobrar a los clientes y cómo establecer los precios de los servicios.

Un freelance debe cobrar por hora o por proyecto.

Es importante recordar que el mercado global está compuesto por millones de profesionales que buscan trabajo, por lo tanto, hay que comprender que la competencia es dura. Se puede quedar fuera de varias oportunidades por cobrar una tarifa demasiado alta o bien, perder la posibilidad de cobrar adecuadamente si se pide muy poco. Si el área de trabajo donde el profesional se desempeña es una de las que tienen alta demanda actualmente, como IA (Inteligencia artificial), desarrollo de software o Computación en la nube, será necesario ajustar los precios. Independientemente de la experiencia o de las habilidades, hay que tener tener muy presente que siempre se compite con alguien y esto ayuda a investigar cuánta demanda hay en el área y cuánto están cobrando los colegas.

Algunos trabajadores independientes venden sus servicios por tiempo, por proyecto o por resultado, pero no hay una sola estrategia de fijación de precios freelance que sirva a todos por igual. Por ejemplo, si se determina la tarifa según el proyecto, se debe analizar mejor todos sus aspectos, como añadir más tiempo en caso de que haya algo que demande más trabajo. Si se venden servicios en base al resultado del proyecto se deberá calcular con suma precaución las horas requeridas, ya que podrían surgir problemas con la programación de los horarios durante la fase de proyecto.

Te interesará  WebEmpresa lanza Arkibot, el chatbot que permite automatizar la atención al cliente de cualquier negocio digital

Cuando se crea el modelo de fijación de precios para los clientes hay que recordar qué es lo que les estás prometiendo y qué obligaciones tienes contigo. A continuación, un procedimiento de seis pasos a considerar  al fijar el precio de los servicios para llegar al precio adecuado.

Pasos para fijar el precio adecuado en un freelance.

Paso 1: Investigar: Tienes que saber cuánto está cobrando la competencia y cómo lo hacen. ¿Cómo lo puedes hacer? Es bueno comenzar por la red laboral, colegas, incluso puedes oír algunas sugerencias y comentarios de clientes existentes.

Paso 2: Evaluar qué es lo que se está cobrando: Si se decide cobrar por hora, por proyecto o por el resultado, se tiene que tomar en cuenta otros aspectos como la tarifa, el tiempo que tomará completar la tarea y todo el equipo que se necesite arrendar para hacer el trabajo.

Paso 3: Establecer honorarios: Es muy aconsejable intentar establecer la tarifa del independiente junto a gente conocida y en la que se confíe, como podrían ser colegas o pares que trabajen en las mismas plataformas de freelance.

Paso 4: Prestar atención a la retroalimentación acerca de los precios: Siempre se recibirá cierto rechazo de parte de clientes potenciales e incluso de los existentes. Hay que aprender de la red de trabajo qué tarifas son reales en el área de experiencia. Es importante cobrar lo que se cree que es justo, pero también hay que considerar las tareas que se han hecho sobre la competencia y sus tarifas, de este modo podrás evitar las negociaciones constantes.

Paso 5: Revisar la experiencia:  Siendo emprendedores es importante tomarse un tiempo para revisar y analizar las experiencias con los clientes. Se recomienda revisar los éxitos, las pérdidas y la retroalimentación recibida de los clientes, cada seis o doce meses, para que se pueda aprender cómo amoldarse a la situación.

Te interesará  Resultados populares en la web

Paso 6: Aprender cómo cobrar: Es importante trabajar con una solución de pagos que pueda ayudar a cobrar de forma segura y rápida. Por ejemplo, la plataforma de pagos de Payoneer ayuda a cobrar en los marketplaces de freelance líderes y de clientes de todo el mundo con facilidad, así el emprendedor se puede concentrar en ampliar el negocio. “Brindamos a los freelancers opciones simples para pagar y cobrar de parte de compañías y mercados de todo el mundo. Gracias a los rápidos, flexibles y económicos métodos de Payoneer, cobrar es simple, fácil y seguro, pudiendo recibir, desde más de 190 países, USD, EUR, GBP, JPY, AUD, CAD y AED como si se tuvieran cuentas bancarias locales. A su vez, la plataforma permite retirar los fondos en cajeros automáticos, comprar, pagar suscripciones, proveedores y operaciones de cambio entre diferentes monedas y países.” explica Mar Fernández, VP de Payoneer para Latinoamérica.