Hablar de las características de un mercadólogo no es tan sencillo en el panorama actual. Gracias a que el concepto mismo de la profesión ha sido tan deformado, la descripción detallada del perfil ideal se asemeja a la resolución de acertijos.

Advertisement

Sin embargo, partiendo de la mercadotecnia como un estudio profesional, encuentras una serie de rasgos vitales para el éxito en esta profesión. Por ello quiero presentarte 5 características de un mercadólogo, que concentran todo el potencial para ser suficientemente efectivo.

Curiosidad creativa

Uno de los factores más importantes en el ejercicio de la mercadotecnia, es el manejo de la información; es decir, el uso correcto de los datos sobre un nicho específico. Para ello, es imprescindible que el mercadólogo sea una persona que busque constantemente respuestas a nuevas preguntas.

Solo cuando se está dispuesto a descubrir nuevos escenarios y mejores alternativas, es que se puede romper el status quo. Por tanto, debe existir un deseo natural por explorar diversos métodos y estar dispuesto a hacer pruebas con el fin de llegar más lejos.

Te interesará  Del consumidor y otros demonios.

Comunicación 360º

Sin duda, el rol de un mercadólogo implica estar en constante comunicación con los clientes internos y externos de la empresa. Y en el proceso debe ser capaz de plantear ideas que sean fácilmente comprensibles; por lo que no basta con ser bueno sólo generándolas.

En ese sentido, cuando evalúes la comunicación 360º debes considerar que involucra el abanico completo del lenguaje. Es decir, el mercadólogo ideal debe ser un excelente comunicador verbal, escrito, visual y de ser posible, perceptual.

De otro modo, todo se queda en ideas, pues el equipo de trabajo carecería de instrucciones precisas; y como consecuencia, los resultados serían deficientes.

Flexibilidad externa / Tenacidad interna

En una sola palabra, esta característica está enlazada a la adaptabilidad.

Un mercadólogo ideal debe ser suficientemente flexible para comprender y asimilar lo que sucede en el mercado; mientras que una vez que se establece el objetivo y se trazan las rutas para conquistarlo, debe ser tenaz para superar las barreras que se presenten.

Te interesará  Me arrepiento de ser mercadólogo

No tiene nada que ver con ser testarudo, sino firme; es decir, si el análisis de progreso refleja que el plan no sirve, debes ser capaz de adaptarlo. No seguir rígidamente una ruta al fracaso.

Pensamiento Analítico

Dado que las estrategias de mercadeo se fundamentan en datos previamente recolectados, es vital que el mercadólogo sea un pensador analítico.

En caso de que los datos se interpreten erróneamente, la estrategia que supondría el éxito de la empresa, se transformará en una fuga de recursos. Y ciertamente dudo que el mercadólogo conserve su rol en la organización si se comprueba que una falla de nivel fue la causa de las pérdidas.

Lo curiosos es que si no te consideras un pensador analítico, es cuestión de aprender a dirigir tu pensamiento en esa dirección. No se trata de un don, es una característica desarrollable.

Influencia ética

Se ha demostrado que toda persona influye en la vida de al menos 10 personas. Pero cuando se habla de un mercadólogo, hablamos de que sus ideas se difundirán a miles de personas.

Te interesará  10 Razones para no contratar a un mercadólogo

Partiendo del equipo de trabajo, atravesando la directiva y finalmente llegando a los prospectos; la posición de este profesional lo destaca como un foco influyente en esa cadena de información.

Es de suma importancia que el equipo esté correctamente influenciado por el ideal del mercadólogo para que el receptor del mensaje final perciba los valores correctos a transmitir.

Desde un punto de vista profesional, las principales características de un mercadólogo te llevarán a un proceso de formación más intenso. Si te detienes en cada una de ellas encontrarás un campo entero de aspectos que estudiar y perfilar para ti mismo.

Espero los sepas aprovechar.