¿Sabes cual es el verdadero némesis de todo escritor? ¡La hoja en blanco!

Así es, sin importar si se trata de una novela, o una lista de textos publicitarios, todos los creativos sufrimos de la misma manera frente a la hoja vacía. Puede que los más experimentados cuestionen este hecho, pero estoy seguro de que comprenden la idea.

Aun siendo parte de una realidad, la escritura es una habilidad que se puede desarrollar y perfeccionar. Con un poco de práctica y algunas técnicas, estoy seguro de que lograrás compartir un mensaje oportuno.

Y si tu objetivo es persuadir a tu audiencia a través de textos persuasivos, entonces presta mucha atención a estos tips.

La mente es una fábrica de pensamientos

David Schwartz, autor del libro La magia de pensar en grande, plantea que nuestra mente funciona como una fábrica. Por lo tanto, hace uso de recursos para generar ideas.

En base a ello, es fácil entender que si tienes la mente en blanco, el proceso de pensamiento está estancado; puede que te hayas quedado sin recursos, o haga falta saber un poco más sobre determinada área.

Te interesará  Las mejores agencias de publicidad en Latinoamérica

Así que ¡Investiga más!

Las relaciones parten de una buena comunicación

Recuerda que los textos publicitarios persiguen un único objetivo: persuadir, y de alguna manera conquistar. Una buena estrategia busca siempre crear o fortalecer las relaciones entre el público objetivo y una determinada marca.

En ese sentido, es fundamental que puedas comunicar tus ideas en un lenguaje que sea fácilmente aceptado por tu audiencia. Es decir, primero entiende cómo se expresa tu cliente ideal y luego háblale directamente a él.

No dispones de mucho tiempo

En el mundo tan acelerado en el que vivimos los consumidores no se detienen demasiado a pensar en algo que no entienden. Piénsalo, si estás en una red social y aparece cualquiera de los tipos de anuncios publicitarios ¿Qué te incitaría a quedarte en él?

Quizás el diseño, el estilo, el texto, o todo junto; pues al final el mensaje es lo que engancha. Pero como no se sabe con qué parte del mensaje tu cliente tendrá mejor conexión, es fundamental que todas las aristas estén optimizadas.

Te interesará  Campaña de Nescafé: Despierta con un café 'pop up'

Si el mensaje no está claro desde el principio, créeme que tu texto no será siquiera leído.

No dispones de mucho tiempo una vez que estés frente a tu cliente ideal, por eso, prepara con dedicación el mensaje antes de llegar allí.

No temas escribir, editar y volver a editar

Uno de los miedos de los principales miedos de quien está a cargo de los textos publicitarios es que temen que su idea sea rechazada. Pero déjame aclararte algo, no es necesario que tengas razón con tu propuesta, lo importante es que funcione.

Así que debes centrarte en el factor de éxito de los anuncios publicitarios y editar tu planteamiento cuantas veces sea necesario.

Mientras más flexibilidad mental tengas al momento de revisar tu propia idea, mejores ediciones podrás realizar. Y por supuesto, tu mensaje será mucho más efectivo.