A pesar de ser una técnica de estudio fundada hace 60 años, los mapas conceptuales siguen siendo de gran utilidad en la actualidad.

Por supuesto, se han perfilado cada vez más con el paso de los años, pero en esencia, buscan el mismo fin. Por eso, quiero que conversemos un poco sobre el sentido y algunos ejemplos de mapas conceptuales.

Por qué usar un mapa conceptual

La idea principal de esta técnica, era facilitar los métodos de aprendizaje de un determinado tema. Haciendo uso de diagramas muy puntuales, es capaz de desglosar las ideas que componen la información para que sea asimilada por partes pequeñas.

Y debido a que nuestra vista es el medio por el cual recibimos la mayor parte de la información, el hecho de tener una gráfica con ideas desglosadas, favorece enormemente el proceso.

Sin embargo, con el paso del tiempo, se encontró que además de ser útil para aprender, también era eficiente para explicar. Por lo tanto, hoy en día, se comparten alternativas, plantillas y ejemplos de mapas conceptuales, para que cualquier persona sea capaz de acelerar tanto su aprendizaje, como de mejorar su efectividad en la enseñanza.

Te interesará  10 consejos para armar tu plan de marketing digital

Pasemos entonces a visualizar tres maneras de poner en práctica esta técnica.

Ejemplos de mapas conceptuales

Mapa Conceptual de Núcleo central

Este es uno de los ejemplos de mapas conceptuales más sencillos de aplicar.

Consta de situar en el centro de tu lienzo la idea principal, y a partir de allí, diagramar ramificaciones en todo su entorno. Cabe destacar, que tanto en el núcleo, como en las extensiones de la idea, sólo debe haber una oración corta que favorezca la comprensión del tema.

No se trata de copiar toda una investigación entre líneas y nodos, por el contrario, se busca sintetizar el tema.

ejemplos de mapas conceptuales
Mapa Conceptual con núcleo central. Ejemplo 1 Fuente: Canva.

Mapa Conceptual Condicional

Sin duda, al momento de graficar ideas complejas, como la explicación de algún proceso secuencial con variables; el mejor de los ejemplos es crear un mapa conceptual condicional.

Pues en él, existe un punto de partida del cual se deriva una acción inmediata, proseguida de una o más alternativas, que gradualmente irán estableciendo una ruta.

Al final, obtendrás un tablero con una guía de todo lo que ocurre en un tema definido (o proceso), que facilita la comprensión de cada etapa y las consecuencias de cada decisión.

Mapa Conceptual condicional – Ejemplo 2.

Ejemplo de mapa interactivo

Era de esperarse que a través del uso de las pantallas y el internet, se implementara una manera especial para explicar las ideas a través de un mapa conceptual. En este sentido, se ha validado el uso de enlaces a contenido externo del mapa.

En otras palabras, si uno de los puntos del mapa requiere una explicación con mayor profundidad, suele programarse el link que llevará al lector a ese otro contenido. De esa manera capta toda la información y vuelve la atención a los siguientes puntos del mapa.

Cabe destacar que hay quienes no lo consideran como uno de los ejemplos de mapas conceptuales válidos. Pues, en cualquiera de los casos, podría enlazarse un nodo con otra información; sin embargo, debido a que solo pertenece a los mapas creados en la era digital, creo que merece su apartado.

Mapa Mental Interactivo. Ejemplo 3.

¿Puedo mezclar los ejemplos de mapas conceptuales?

Debes saber que podrías incluso mezclar dos o más modelos de mapas conceptuales si tus ideas lo requieren. Sin embargo, recuerda que lo que se busca es simplicidad; es decir, no agregues elementos que puedan distraer la atención.

Por el contrario, esfuérzate en orientar al lector hacia los puntos específicos de la idea.