El sector empresarial es uno de los sectores que se mueve con mayor aceleración. Las innovaciones no dejan de aparecer y cada día, propuestas como el SaaS llegan a la puerta de los negocios.

Ahora bien, dentro del mismo sector es común encontrar algo de resistencia en cuanto a la adopción. Este tipo de propuestas tecnológicas suele ser asociada a nuevos gastos y a complejidades que el dueño del negocio deberá asumir.

¿Pueden los negocios pequeños aprovechar las ventajas del SaaS? ¿Vale la pena correr el riesgo?

¿Cómo funciona el SaaS?

Las siglas SaaS son la representación de una propuesta profesional para el área de servicios corporativos. El planteamiento completo sería Software as a Service, y sí, está relacionado con la integración de nuevos modelos de TI dentro de los negocios.

A diferencia de otro tipo de integraciones de TI para ofrecer soluciones corporativas, el SaaS se caracteriza por su estructura remota; es decir, funciona desde la nube, y por ende cuenta con una variedad de características que vale la pena explorar.

Te interesará  13 ventajas de 'trabajar' en Google

Reducción de costos

Cuando una empresa planea la integración de nuevas tecnologías para optimizar su negocio, a menudo debe evaluar los costos de adquisición. Es necesario comprar equipos, contratar profesionales de TI, capacitar a los empleados internos, contar con un fondo para imprevistos, u otros.

No obstante, en nuestro caso, muchos de esos costos se reducen a una suscripción mensual a través de una plataforma alojada en internet.

Equipo de profesionales al otro lado de la pantalla

Con este tipo de servicios, siempre hay un equipo técnico dispuesto a solventar las inquietudes y dar soporte a las fallas técnicas del sistema. No obstante, este equipo nunca estará en tu empresa; todo lo manejará a través de internet.

Generalmente, el costo de este tipo de asistencia técnica ya está incluido en el paquete al que te hayas suscrito. En otras palabras, con una cuota mensual estás cubriendo:

  • Instalación del sistema (remoto)
  • Puesta en marcha
  • Monitoreo
  • Soporte técnico

Además, cuentas con la posibilidad de acceder a tu panel de control desde cualquier parte del mundo; solo necesitas tener una red de internet.

Te interesará  Campaña de Nescafé: Despierta con un café 'pop up'

Estabilidad del sistema

A pesar de las dudas sobre la estabilidad de los sistemas remotos, es necesario recalcar que los mecanismos implementados en SaaS son particularmente distintos a otros empleados en el cloud convencional.

Para efectos del SaaS, suelen utilizarse servidores de grandes compañías como Amazon, Microsoft, entre otros.

Por tal motivo, es de esperarse que tanto negocios grandes y pequeños puedan encontrar más ventajas utilizando un sistema de Software as a Service que recurriendo a sistemas TI locales.

¿Vale la pena instalar SaaS en un negocio pequeño?

Tu negocio siempre va a enfrentarse al mercado. Con esa premisa, debes considerar tu nivel de competencia.

No importa qué tan grande o pequeño sea tu negocio; existe una variedad de servicios que necesitas y muchos de ellos pueden solucionarse con SaaS. Por lo tanto, teniendo en cuenta las grandes ventajas que ofrece, valdría la pena integrar el sistema que requieras, porque a corto, mediano y largo plazo, tendrás más beneficios que riesgos.

Te interesará  Mejores ejemplos de diagramas

La tecnología remota está transformando todo lo que conocemos, no tengas miedo de aprovecharla al máximo.