Tanto a nivel personal como empresarial, el correcto manejo del dinero genera la misma sensación de control y estabilidad. Por ello, contar con herramientas de gestión como lo es el presupuesto, ayuda enormemente a solidificar las finanzas, independientemente de su índole.

Los visionarios, conocen muy bien la importancia de conocer los detalles en una planificación; mientras que los arriesgados prefieren ir al azar. Sin embargo, cuando de dinero se trata, no importa cuán aventurero seas, si no eres capaz de establecer límites, el dinero se esfumará y no podrás avanzar con tus ideas.

Nada puede ser más letal para una idea de negocios que una fuga de dinero desapercibida, así que veamos cómo prevenirla.

¿Qué es un presupuesto?

En palabras simples, un presupuesto es una herramienta financiera que permite conocer mediante el uso de listas, todos los detalles referentes a:

  • Nivel de ingresos (dependiendo del proyecto)
  • Tipos de ingresos (depende del proyecto)
  • Gastos fijos
  • Gastos variables
Te interesará  10 Reglas para un eMail Marketing efectivo

Con estos datos, es más sencillo tener una apreciación de cómo se manejará el proyecto a nivel financiero. Sabiendo el tipo de gastos que deben cubrirse, se pueden tomar decisiones para generar los ingresos que lo solapen.

Por ejemplo, asumamos que necesitas $150 para los insumos de esta semana, pero en fondos hay $50 y no habrá un nuevo ingreso pronto. ¿Qué podrías hacer para generar los otros $100?

Ahora bien, si desconocieras este desnivel, ¿Qué crees que sucederá cuando se agoten los $50 en el día 2 de 7? Con certeza habrás entrado en un pequeño caos de $100.

No obstante, si este ejemplo es aplicado a escenarios empresariales, hablaríamos de miles de dólares en juego. Honestamente veo un riesgo innecesario; con un presupuesto puedes prever escenarios a favor o en contra y solucionar a tiempo.

De hecho, incluso sin la necesidad de reparar ningún daño financiero, esta herramienta te permite mantener el curso de cualquier proyecto.

Te interesará  Los grandes datos de Social Media que nos deja el 2016

¿Cómo se elabora un presupuesto?

Lo primero que debes hacer es organizar un espacio para escribir. En el ordenador encontrarás apps de todo tipo para elaborar presupuestos, pero si quieres ir a lo simple, puedes usar un documento de Excelo si es necesario, un Google Sheets.

En el primer borrador, enfócate en establecer una lista detallada de cada motivo de egreso necesario. Es decir, todo proyecto, personal o empresarial necesita administrar recursos, y estos se deben considerar en el presupuesto; Además, ciertas actividades también requieren inversión.

Ordena esta lista de ítems de manera prioritaria y establece el monto en efectivo que representa cada una. En una nueva sección, dedícate a establecer los ítems que representan los ingresos del proyecto, además de los fondos con los que puedas contar.

De esa manera, podrás evaluar objetivamente qué tan preparado estás para lanzar el proyecto; y si hace falta algo, lo mejor es ponerse a trabajar en ello.

Tal vez estés de acuerdo conmigo con que el dinero es como un fluido; se puede escapar por pequeñas aberturas con facilidad. Desde ese punto de vista, un buen presupuesto funciona como un recipiente hermético y transparente; puedes ver lo que hay, pero no saldrá ni un centavo si no eres tú quién quita la tapa.

Te interesará  ¿Cómo y cuándo elaborar un boletín informativo?