¿Qué es un estilógrafo?

Dentro de las herramientas de dibujo y diseño avanzado, figura el estilógrafo. Un tipo de pluma cuya estructura le permite almacenar tinta y transferirla al papel mediante un proceso capilar simple; cuando la punta de la herramienta toca el papel, la tinta pasa del depósito al lienzo, iniciando un punto.

Al desplazar esta herramienta por el papel, se crean trazos que varían en grosor dependiendo de la intensidad del desplazamiento. Característica que permite que los dibujantes experimentados puedan explotar nuevos estilos de línea para darle un toque más sofisticado a sus obras.

¿Quieres saber más sobre esta herramienta? ¡Acompáñame hasta el final!

Funcionamiento de un estilógrafo

Generalmente suelen asociarse un estilógrafo con una pluma estilográfica, pero en realidad, son ligeramente distintos. Nuestra herramienta se caracteriza por permitir un mayor control del flujo de tinta que se emplea en cada trazo.

Para efectos de la escritura convencional, dicha característica no es tan relevante, y por ello, la pluma estilográfica no tiene mayor relevancia en ello. Por otra parte, cuando se trata de trazados de dibujo o diseño, sí se hace necesario un mayor control del flujo de tinta.

Crear trazos delgados o gruesos marca una gran diferencia en el trabajo realizado, por lo que el sistema de almacenamiento y distribución de tinta es fundamental.

Visto desde una perspectiva más simple, imagina un contenedor de tinta, perfectamente manejable, que cuenta con una punta estilizada con la que creas trazos.

Para qué usar un estilógrafo

Una herramienta como el estilógrafo no es tan común ni económico, por lo que es poco probable que lo consigas en cualquier escritorio.

Te interesará  Cómo aprovechar los códigos QR para generar leads, fidelizar clientes y aumentar las ventas

Este instrumento es usado por artistas, diseñadores y creadores. Profesionales dedicados o vinculados a las artes visuales que ameritan herramientas de máxima calidad para perfeccionar sus trabajos.

Considerando que son herramientas de una durabilidad envidiable, suelen ser adquiridos por aquellos con mentalidad de invertir en mejores herramientas de trabajo.

¿Realmente necesito un estilógrafo?

Normalmente, cuando conocemos una herramienta de muy buena calidad, se nos despierta el interés de adquirirla. Así nos sucede en las áreas creativas y profesionales.

No obstante, es importante aprender a identificar las necesidades actuales y nuestra proyección profesional. Evalúa si es parte del inventario de herramientas que necesitas en el desarrollo de tu profesión, y en caso de que así sea, no lo dudes e incorpórala a tu caja de herramientas.

Recomendaciones para un uso correcto de un estilógrafo

Si tienes o deseas adquirir un estilógrafo, es importante que le des el cuidado que requiere. Más allá de un aspecto estético, en esta oportunidad quiero que nos concentremos en asuntos que van relacionados con su durabilidad.

Lo más importante es que protejas tu inversión, y más aún, que garantices que todos tus trabajos serán desarrollados con herramientas de primera.

Para ello, asegúrate de seguir los siguientes consejos.

  • Utiliza tintas a base de agua
  • Asegúrate de que la tinta es de buena calidad
  • Realiza un mantenimiento periódico para garantizar que no haya obstrucciones
  • A pesar de ser resistente, evita que sufra impacto de caídas y/o golpes
  • Practica hasta dominar los distintos tipos de trazado de acuerdo al flujo de tinta
  • Sé cuidadoso con la recarga de tinta
  • Almacénalo en lugares apropiados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *