“Pequeñas comparaciones que significan grandes diferencias”

Según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), el flujo de inversión extranjera directa recibida por el Perú en el año 2104 ascendió a US$7,607 millones, lo que significó una caída de 18% en relación con el año 2013. Se argumenta, a falta de datos oficiales, que el principal responsable de esta disminución es el sector minero, dado que las inversiones tanto nacionales como extranjeras se redujeron en un 11%. Además, se puede aseverar que la IED había aumentado durante la década anterior gracias al sector servicios, sin embargo debido al crecimiento moderado del PIB de la economía peruana, el mercado comenzó a resultar menos atractivo para los inversores. Como dato coyuntural se puede adherir que la IED en América Latina (Brasil mayor receptor de inversión) y el Caribe (México segundo mayor receptor de inversión en América Latina) se redujeron en 16% en el año 2014, algo que nos permite asegurar que en general el panorama ha sido negativo no solo para el Perú; tomando en cuenta como uno de los factores preponderantes la desaceleración de la economía en China, el principal socio comercial del Perú. Como dato complementario la IED a nivel mundial cayó en un 7% en el año 2014. Se puede notar entonces que la IED tiene una repercusión en la economía peruana, y de América Latina y del Caribe.

Según el “Diario Financiero de Chile”, el segundo mayor inversionista en la región luego de Brasil, es Chile, el cual al año 2013 alcanzó los 3,610 millones de euros, del cual el 62% fue destinado al sector servicios, específicamente al sector retail. Cabe destacar que Chile es el sexto mayor inversionista del Perú, destacando el sector retail.

Caso Falabella:

Sandro Solari, gerente general del holding Falabella afirma que sus operaciones en Perú están iniciando su mejor etapa. El grupo Falabella es una importante empresa del sector retail fundada en 1889, oriunda de Chile, ubicada en Perú, Colombia y Argentina como IED. Entre sus principales negocios podemos encontrar: Banco Falabella, Farmacias Ahumada, Saga Falabella, Sodimac, Maestro y Tottus (pensado para el mercado peruano y luego exportado a Chile). Según Sandro Solari, Perú es el único país fuera de Chile en el que se encuentran presentes con todas sus unidades de negocio, es el mercado en el cual más se ha crecido, representando el mayor porcentaje de la facturación. Se argumenta que la inversión extranjera creció debido al incremento de la clase media durante los últimos 20 años de 25% a 60%. Por otro lado, se han anunciado inversiones de US$ 4,363 millones hasta el año 2018 en Perú, dado a que se argumenta un gran mundo de oportunidades, sobretodo en el comercio electrónico para disminuir el costo de transacción. Se puede apreciar que la orientación del Grupo Falabella es a largo plazo dado a que no se dejan menguar por los traspiés de la economía en América Latina de los años 2014 y 2015.

Conclusión:

Mientras el Perú sigue preocupándose por exportar (visión de corto plazo), Chile se preocupa por invertir de manera directa en el país de destino (visión de largo plazo). Pequeñas comparaciones que hacen grandes diferencias.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!