Hoy les traigo el tema del Marketing Lateral, “creado” por Fernando Trías de Bes y Philip Kotler. Ejemplo de esto es que, si tenemos un pastel hay que buscar un relleno, ya sea de pasas, de nueces o por temporada; en cambio, el marketing lateral no usa variables, utiliza el mismo producto pero con un toque de innovación. Le explico mejor a continuación.

¿Normalmente dónde se acostumbra comprar un pastel? En una pastelería. Ok pues el marketing lateral cambia el medio y dice: si me parece bien que sea un pastel con el relleno que se quiera, pero… que no se venda en una pastelería porque no todos pueden ir o tienen tiempo, o en dado caso que solo sea un antojo es demasiado un pastel completo para una sola persona. Entonces, ¿qué hacer? ¡Eureka! ¡Qué se venda en la tienda! O en un vasito como porción individual para su fácil transportación y consumo.

Eso estimado lector, es lo que hace el marketing lateral, busca “hacer las cosas diferentes” más que sólo “hacerlas mejor” como en el marketing tradicional o vertical.

¿Cómo se logra?
Aplicando ideas diferentes para lograr resultados diferentes. Suena sencillo, pero no es fácil hacerlo ya que no muchos tienen miedo al riesgo de perder algo seguro.

¿Por qué nace el marketing lateral?
Existen muchas razones, pero las principales son que día a día incrementa la cantidad de productos y es difícil entrar al mercado si no eres un producto líder, es más barato reemplazar que reparar y ahí es donde podemos atacar; el consumidor por el motivo de la sobresaturación de marcas es más exigente y por tanto es más difícil llegar a él.

¿Cómo podemos crear marketing lateral?
Hay que ver como cambiar algo ya existente, no mejorarlo sino cambiarlo. Seleccionamos un producto del mercado, y entonces le cambiamos una característica, o elementos que lo componen, nos podemos basar en el momento y modo de uso de ese producto, de distribución, el precio, dónde se vende, etc.

Como puede observarse, no es complicado el racional del marketing lateral, además de que llama la atención de los clientes hacia su negocio y puede ganar más.

La mayoría de las cosas que conocemos actualmente se rigieron por el marketing lateral: celulares, las barritas de cereal, las tiendas en línea, los expendedores de refrescos y mucho más, ahora te puede parecer algo común, un caso de éxito, pero hubo un emprendedor que en su época vio algo diferente, innovador y se animó, te toca ser ese nuevo emprendedor que el mundo necesita

¡Aplícalo y sin duda algo “lateral” pasará!
Te deseo éxito en tus negocios.

*Sí quieres saber más, te recomiendo el libro Marketing Lateral de la Editorial Pearson, de los autores Fernando Trías de Bes y Philip Kotler.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!