Desde su surgimiento como disciplina administrativa, la mercadotecnia ha tenido diferentes papeles y retos que cumplir para poder ver cubierta su función.  En un principio, la mercadotecnia era dirigida a las masas, sin diferenciar entre los consumidores y tipos de ellos, por lo que el reto de esos primeros años modernos, era simplemente elaborar mensajes enfocados en las ventas. Conforme pasó el tiempo, esto cambió convirtiendo a la mercadotecnia en una disciplina segmentada, dirigida a diferentes estratos con necesidades similares entre los consumidores. La mercadotecnia de nichos, fue después el enfoque y el reto, donde los grupos más pequeños de consumidores descuidados y con características similares, eran la meta. Finalmente, la mercadotecnia según Kotler, termina siendo una mercadotecnia personalizada, en la que ya no diriges un mensaje a un público, sino a individuos. Este ha sido el reto desde entonces. (Fisher, 2004).

Pero el dirigir un mensaje a un público en particular no es el único de los retos que la disciplina de la creatividad, las ventas y la inteligencia tiene hoy día. El mercado se ha vuelto cada vez más exigente, debido a cerebro1que la competencia en casi todos los sectores comerciales se ha diversificado. El que pueda sobresalir, entre un sinfín de marcas, es en sí otro de los retos de la mercadotecnia del siglo XXI. Los mensajes cada vez más descarados de los anunciantes y menos éticos, están ligados a este reto. La falta de creatividad aparente y la deshonestidad de los anunciantes, ha hecho que el público consumidor pierda la fe  y la confianza en las marcas y la mercadotecnia. Se ha convertido en una enfermedad para muchos – los economistas, por ejemplo –  y han tachado a la mercadotecnia del origen de todos los males económicos del mundo. La mala fama y desprestigio que algunos anunciantes han llevado a cabo, han hecho que de un lugar de honor, la mercadotecnia pase a ser el enemigo a vencer. Cambiar esa idea generalizada de lo dañino de la mercadotecnia, es otro de los grandes desafíos que se enfrentan.

El tema in en el ámbito de la mercadotecnia y que para muchos sigue siendo desconocido, es el uso de las redes sociales como estrategias de mercado. El poder que los últimos tres años han demostrado redes como Facebook y Twitter  ha desencadenado una ola de mensajes a través de éstas vías comunicando una serie de atributos de los productos y servicios, pero más allá de eso, un acercamiento personal como nunca antes se había podido dar. Uno de los retos actuales del área de marketing, es aprender a utilizar estas redes en su favor. No basta con tener un perfil o una cuenta, hay que saber utilizarla, para llegar al nuestro target y de esta manera, complementar nuestras estrategias de mercadotecnia generales. (Carballar, 2013)

descarga (7)

En algunas empresas, existe un puesto diseñado específicamente para atender las redes sociales de la empresa. El reto de la comunicación – que además de ser un reto para la mercadotecnia es un reto para la sociedad – es ineludible, y francamente, a pesar de los avances tecnológicos que se tienen, ha tendido a desaparecer. Aprender a usar redes sociales, así como un establecimiento y dominio del e-commerce es indispensable para el futuro del área de negocios y el futuro de la mercadotecnia para los próximos años gira alrededor de ello.

Otdescarga (8) - copiaro de los retos de la mercadotecnia del siglo XXI es el dominio de las finanzas en el área de marketing. ¡Cómo batallamos los mercadólogos por ceñirnos a un presupuesto! Nuestras más locas ideas y sueños de marketing se ven frustrados por la limitante del poderoso caballero, Don Dinero. Sin embargo, aquí es donde se pone en evidencia la destreza del mercadólogo: saber hacer más con menos, un principio administrativo que olvidamos, pues en esencia somos administradores. Saber justificar los gastos en que incurrimos, y hacer rendir el recurso con que contamos, es entonces, un gran reto actual.

descarga (9) - copiaPor si lo anterior fuera poco, hay un tema más que forma parte de esos retos de la mercadotecnia y del mercadólogo: la formación multidisciplinaria que se exige hoy en día. Las empresas esperan cada vez más cosas de los mercadólogos, y que sepan de mecánica, diseño gráfico y técnico, ciencias naturales por aquello del neuromarketing, un poco de cocina, tejido de cruz, ingeniería industrial, fotografía, etcétera. Entrar a una empresa, es un momento de nuevo aprendizaje en la rama que te vayas a desempeñar, independientemente de tus conocimientos sobre marketing.

¿Retos? Muchos. Podríamos mencionar otros, y conforme avance el tiempo surgirán nuevos y más sofisticados. Pero aquellos que nos dedicamos al área de mercadotecnia podemos con ellos. ¿Quién acepta el reto? Yo sí.

Te invito a que me digas cuáles son para ti, los principales retos del marketing actual; comparte tus pensamientos en mi cuenta de Twitter @ArturoAlcazarD

Gracias por leerme, hasta la próxima.

Arturo Alcázar Dávila

Deja de pensar en términos de limitaciones y empieza a pensar en términos de posibilidades.

Ferry Josephson. 

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!