Muchas veces en los diferentes focus groups que ejecuta una empresa, se realiza una actividad denominada, personificación de la marca, con la finalidad de que esta pueda identificar cuál o cuáles son las percepciones de los clientes/consumidores con respecto a características reales que puede contar una marca.

Lo más importante para una marca es tener clara las siguientes variables en comunicación: saber quién es su público objetivo, definir la personalidad de una marca, tono y manera de comunicación y finalmente los beneficios tangibles e intangibles del bien o servicio, que otorga al consumidor.

Después del prefacio anterior, vayamos al eje principal de este artículo… ¿Qué es una marca humana?

Una marca humana, como tal es en esencia lo más parecido a una persona, cumple con características físicas, tipo de comunicación, estilo, una forma de ser un carácter que hace que algo intangible se vuelva intangible, por medio del grupo de personas que representan.

Una vez definida esa variable dentro del marketing holístico tenemos 3 conjuntos integrales que generan una sinergia idónea.

Interno.  Es aquí donde se encuentran los colaboradores quienes son la pieza fundamental de toda empresa, ellosmarketing holístico 360 quienes en primera instancia adoptan la cultura, creencias y valores de la organización.

Externo. Otra parte fundamental de una organización los clientes, son a quienes satisfacemos sus necesidades por medio de los bienes o servicios que brindamos, además son tan importantes porque gracias a ellos son que dan vida a los organizaciones con fines de lucros.

Interactivo. Se necesita que tanto el interno como el externo interactúen para así lograr los beneficios esperados.

¿Qué sucede actualmente?

Muchas marcas hacen un buen trabajo digital, donde humanizan la marca según sus principios y valores, pero también muchas marcas han sido adoptadas por la personalidad del responsable de dar la cara en medios digitales, el community manager.

Además, está otra de las situaciones muy comunes en cuestiones de branding donde las empresas no tienen una consistencia de imagen de marca, lo que hace al consumidor no definir claramente con quién se comunican – ¡grave error!-.

¿Qué se debe hacer?

Para mantener una integración holística de una marca humana, debes realizar los siguientes pasos:

  1. Piensa en la marca como una persona. Define a tu marca como una persona tiene historias desde que nace y crece, también tiene sentimientos, emociones, reacciones ante situaciones favorables o desfavorables, tiende a equivocarse, a ser asertivo, entre otras esas son variables que te ayudarán a desarrollar un storytelling que será de mayor facilidad transmitirla tanto a tu público interno como externo.
  1. Inicia desde el interior. Tu cliente interno debe saber quién es tu marca, ellos deben sentirse cómodos con la personalidad de esta persona, muchas veces los colaboradores confunden la forma de ser de una empresa con las personalidades de las personas del alto mando, se debe empezar desde ahí para que estos transmitan lo que realmente es una cultura de marca, no de empresa.
  1. Ponte en situaciones y piensa cómo reaccionaría tu marca, pero como persona. Cuál es la posición de una marca en temas relevantes para la sociedad.
  1. Consistencia de marca. Debes mantener un mismo lineamiento en todos los puntos de contacto, no solo por un medio porque lo único que generarás es inconsitencia de la marca y el consumidor no definirá claramente con quién trata.

Finalmente cito una frase, al parecer anónima:

“El futuro del marketing es social”

Saludos,

Alex.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!