2021 fue un año importante para las inversiones en moneda digital, lo que dio un impulso considerable a Bitcoin y a su rival más cercano, Ethereum. Tal vez visite immediate connect platform para registrarse y comenzar a comprar y vender o usar esta moneda virtual para las transacciones diarias.

Lo que nadie se imagino es que la tendencia alcista de 2021 quedaría prácticamente pulverizada por el criptoinvierno de 2022. Aunque se espera un mejor 2023 para el mercado financiero digital solo queda seguir los sucesos.

Las duras medidas financieras, la guerra de Rusia y Ucrania y la quiebra de las plataformas de intercambio fueron algunos de los elementos que influyeron en la disminución de valor del mercado llegando a sumar un total anual de más de 3.900 millones de dólares.

Las monedas digitales caen a sus niveles más bajos.

Para enero de 2022, el criptomercado registro pérdidas millonarias que se acercaban a los 130.000 millones de dólares; en consecuencia, el precio de las monedas digitales se desplomo.

Esta situación genero gran ansiedad e incertidumbre entre sus beneficiarios, por lo que muchos consideraron el momento ideal para adquirir más criptomonedas.

Al mismo tiempo, algunos son más conservadores e incluso prefirieron vender por temor a perder enormes cantidades de dinero.

Los valores registrados para el lunes 24 de enero alcanzaron una disminución de casi el 4% de su cotización a la fecha, lo que represento un valor de 33.800 USD en términos de la criptomoneda líder del mercado Bitcoin.

Por su parte, la segunda criptomoneda, Ether, tuvo una caída que alcanzó un margen del 7%, dejándola en un precio estimado de USD 2.240.

Te interesará  ¿Cuál es la situación de las madres en el campo laboral del Perú?

Ambas criptomonedas para el 2021 mostraron una gran fortaleza ante los comentarios negativos que provocaron la caída de su valor; nunca alcanzaron este valor bajo; casi alcanzaron el 50% de sus máximos históricos.

Expertos en inversiones indican que no solo las criptomonedas sufrieron caídas de valor, sino que las acciones tuvieron severos golpes en cuanto a sus precios, lo que sugiere que el mercado digital fue afectado por las estrictas políticas monetarias de la Fed de Estados Unidos.

Máximos históricos de criptomonedas

Las inversiones en criptoactivos y monedas digitales en 2021 establecieron un nuevo récord en términos de operaciones de intercambio e inversión digital.

Usuarios e inversores encontraron en las monedas digitales un nuevo refugio que les permitiría aumentar el valor de sus ahorros sin que sufrieran pérdidas por las medidas económicas del entorno financiero global.

Para el segundo y tercer trimestre del año 2021, las criptomonedas tuvieron movimientos bruscos que permitieron, en algunos casos, sorprender a muchos con los precios inesperados que alcanzaron.

No solo Bitcoin alcanzo su valor máximo, sino que Ether disparó su cotización, generando ganancias millonarias para sus usuarios, donde los valores de estas criptomonedas alcanzaron los USD 66.000 en el caso de Bitcoin y casi 4.500 dólares para Ether.

Si bien Bitcoin, luego de su máximo, disminuyó de valor, se mantuvo en el rango de valoración más alto que ha tenido una criptomoneda, lo que le hace mantener su liderazgo como moneda digital.

Aunque las expectativas financieras de ambas monedas digitales han variado considerablemente, es crucial considerar la estabilidad al alza que tiene Ether. Sin embargo, su valor es inferior al de bitcoin, con el objetivo de mantener y dar pasos pequeños pero estables.

Te interesará  Trazando el panorama del marketing 2024: 4 tendencias para la odisea multicanal

Criptomonedas y Acciones

Uno de los temas más controvertidos es el retorno de la inversión en criptomonedas o, preferentemente, en acciones.

Aunque son dos fuentes de inversión diferentes, tanto las criptomonedas como las acciones pueden obtener valor en bolsa.

Ya sea digital o tradicional (Forex), todo en el mercado financiero se valora en función del precio al que cotizan los activos o criptomonedas. Si su precio sube, indica mayor demanda, lo que beneficia a las partes involucradas.

Su naturaleza es completamente diferente; su mercado los distingue; incluso los riesgos son diferentes, las criptomonedas son altamente volátiles y pueden administrar acciones con una estabilidad menos susceptible.

Las acciones están respaldadas por una empresa en particular, mientras que las criptomonedas solo respaldan el apoyo superior de sus usuarios al invertir en ellas.

Conclusión

El mercado digital se ha convertido en una nueva estrategia de inversión para muchos; La accesibilidad a las criptomonedas ha permitido invertir cada vez más capital en este mercado financiero.

Es fundamental reconocer que invertir en acciones o criptomonedas representa una forma de juego, donde los usuarios compiten para aumentar o disminuir estos activos, lo que generará un eventual ingreso.

Los riesgos siempre están presentes, solo que las criptomonedas han permitido abrir paso a un mercado que nunca ha sido explotado.

Cada vez se crean más opciones para usar y administrar las criptomonedas como moneda digital de intercambio y pago, lo que indica que aún con su volatilidad, la cantidad de personas que quieren invertir en ellas va en aumento.