El día de ayer a nivel mundial, Mark Zuckerberg dio la noticia que se había liberado los nuevos emoticones.

 

Asumo que el día de ayer y hoy muchos de los usuarios estuvieron entretenidos con las nuevos emoticones que Facebook ha puesto a su disposición con la finalidad de que puedan expresar mejor sus sentimientos ¿Tiene alguna respuesta científica esta nueva opción? – Seré algo subjetivo, pero es algo que me generó suspicacia –

Allá por el 2014, todos los usuarios se victimizaron cuando salió la noticia de que Facebook podría influir en sus emociones ¿Cómo así? Pues tomó una muestra “bastante significativa” para hacer uno de sus experimentos. Manipular el algoritmo, sin que los usuarios lo sepan, con la finalidad de que se muestre a un % de estos algunos posts con atribuciones negativas o positivas. Finalmente el “estudio”, determinó que somos susceptibles a que “si leemos cosas positivas en nuestro Facebook, también podíamos tener ese sentimiento y visceversa.”

Ahora, entiendo que las reacciones les está dando un poder de comunicación mayor a las personas donde prácticamente quedan expuestas a demostrar muchos de sus sentimientos.

Ahora, ¿Esto es útil para las marcas?

Seguiré suponiendo, lo veo algo ambiguo, SÍ y NO. Es probable que las personas puedan expresar mejor sus sentimientos y las marcas puedan definir claramente esos “insights” potenciales para aprovecharlos en el negocio. Por otro lado, existe una teoría muy válida que explica el famoso “borreguismo”, donde esto también es común en herramientas de investigación como lo es el focus group, así que asumiré algo que quizá puede ser verdad o no (estoy abierto a las críticas).

Las personas suelen ser susceptibles como se mencionó en la introducción y pueden cumplir muy fácilmente con la teoría del borreguismo, donde muchos se podrían dejar llevar por algunas emociones que pueda compartir la mayoría.

En la actualidad, esto ya se veía en los comentarios tanto positivos como negativos que podía generar un post, donde los usuarios se veían influenciados por lo que la “mayoría” apreciaba, pero ahora esto se cuantificará en datos más exactos.

Detallaré aspectos positivos como negativos que considero de esta nueva métrica para las marcas:

Positivos: (Desde el lado de la marca y los consumidores)

  • Mayor entendimiento a los consumidores.
  • Análisis de datos cualitativos y cuantitativos.
  • Empoderamiento al consumidor.

Negativos: (Desde el lado de la marca y los consumidores)

  • Los trolls pueden aprovecharse para matar tus estadísticas.
  • Las personas pueden ser parte del síndrome de borreguismo.

En conclusión, solo espero que estas nuevas métricas sean útiles para los responsables del área digital, realmente ahora hay que tener mucho cuidado con toda la estrategia. Hay que pensar como el cliente ideal para así orientar de la manera más adecuada nuestras campañas.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!