Aprende a crear un cuestionario auténtico y que te ofrezca resultados óptimos para tu investigación. Para ello, asegúrate de no seguir el camino que transita la mayoría; evita continuar un formato repleto de errores que obstaculizan el desarrollo de tu encuesta.

Ciertamente, cuando estamos en las etapas tempranas de la investigación, puede que consideremos cualquier pregunta como válida. Sin embargo, hay que apuntar a ser más precisos al momento de preguntar.

En ese sentido, permíteme mostrarte qué no hacer en la encuesta, y así tendrás más libertad con lo que sí puedes hacer.

3 errores dentro de un cuestionario

El fin único de un cuestionario es recolectar información relevante para la investigación, ¿Cierto?

Al ser así, debemos asegurar que el encuestado se sienta lo suficientemente cómodo y seguro al momento de contestar. Garantizar un ambiente saludable te ayudará a conectar mejor con tus encuestados y asegurará respuestas más interesantes. ¿Listo para apuntar lo que no debes hacer?

Investigación para todo público

En ocasiones, puede que supongas que tu investigación está diseñada para comprender el comportamiento de la población en general. Sin embargo, debes saber que ninguna investigación es realmente apta para todo público.

Te interesará  Diferencias entre objetivo, estrategia y táctica

Dirigir tu cuestionario a cualquier persona es casi una pérdida de tiempo. Si al caso vamos, no tendrías respuestas comparables en un mismo perfil de encuestados.

Uso de preguntas no relevantes

Las preguntas son la clave del cuestionario. Saber qué preguntar y de qué manera hacerlo es lo único que te puede acercar a las respuestas que necesitas.

Si omites este hecho y sumerges al encuestado en preguntas sin coherencia, hay mucha probabilidad de que las respuestas sean poco objetivas. Además, esto alargaría el tiempo necesario para completar la investigación y muchos usuarios optarían por no finalizar la encuesta; y en ocasiones, ni siquiera comenzarían a responder.

Uso de lenguaje distante

Sé que te has encontrado con encuestadores de diferentes clases, y que por supuesto, con unos estás más dispuesto a colaborar que con otros.

Generalmente, aquellos que se ganan tu confianza y tiempo, son aquellos que se presentan con un lenguaje que conecta; crean un ambiente familiar en la comunicación y te incitan a compartir opiniones sobre algo.

Te interesará  Cómo medir el impacto de un hashtag

Contrario a ello, cuando la encuesta está enmarcada en un lenguaje demasiado refinado, en vez de parecer elegante, agregará un poco de distancia entre los interlocutores. En ese sentido, debes saber que el cuestionario debe buscar cercanía, por lo tanto, puede ser útil salir del tecnicismo para crear un ambiente cómodo, apto para conversar abiertamente.

Recomendaciones adicionales para crear un cuestionario efectivo

Bien, si ya has adoptado una postura más atenta para evitar estos tres errores comunes en la creación de cuestionarios, permíteme mostrarte una lista final de elementos que también pueden ayudarte a mejorar tu investigación.

  • Utiliza preguntas precisas, que se manejen en un campo cerrado y objetivo.
  • Evita agregar demasiadas preguntas y concéntrate en lo importante.
  • Construye un formato disruptivo para evitar la sensación cliché de los cuestionarios.
  • Fomenta un proceso fluido y divertido.
  • Recuerda que el cuestionario forma parte de la etapa temprana de la investigación, es decir, allí es donde comienza todo lo demás.
Te interesará  Análisis de datos en tiempo real ¿Cómo realizarlo?