El sabor, los beneficios y la comodidad del café en la mañana hacen del café una bebida esencial en la vida cotidiana. Sin embargo, ver la ingesta de cafeína como un factor que aumenta el placer de comprar es un mensaje desconocido para la industria del marketing. Para demostrar esto, el Journal of Marketing midió el comportamiento del consumidor en las tiendas después de consumir bebidas con cafeína. 

El efecto cafeína 

Primero, considere una variedad de bebidas con cafeína. Entonces, las personas que bebían refrescos, bebidas energéticas, café o té ingresaron al estudio. Este hallazgo sugiere que los compradores que bebieron estas bebidas antes o durante su compra tuvieron un comportamiento más impulsivo hacia la compra del producto. Además, amplían el margen de gasto al invertir más de lo previsto. 

El estudio mostró que la cafeína «tuvo un impacto financiero negativo inesperado en el gasto» a medida que se compraban más artículos. Los productos con mayores índices de compra se dan en productos “altamente hedónicos”, es decir, que satisfacen el placer personal. Los productos que nada tienen que ver con la felicidad quedan relegados hasta cierto punto. 

Te interesará  Coca Cola lanza plataforma mundial de música para conectar talentos emergentes

Nueva estrategia de marketing 

Identificar actividades distintas al consumo que tengan un impacto positivo en el crecimiento de las ventas es un punto muy importante que deben considerar los profesionales de marketing. Algunos centros comerciales y tiendas ya cuentan con cafeterías cerca de sus locales. Para los consumidores, esta información puede ayudarlos a tomar decisiones sobre el control de las compras impulsivas.