¿Por qué debo contarle a todos mi idea de negocio?

El emprendimiento es difícil.

Nos encantan las historias de los empresarios que iniciaron con nada más que su idea y después de tiempo, esfuerzo y dedicación convirtieron esa idea en un imperio billonario. Bajo este contexto es muy sencillo encontrarse emprendedores entusiasmados con ser su propio jefe, que cuentan con mucho ímpetu y muchos conceptos erróneos.

Como creador de la metodología StartupMe en ACIERTO, Desarrollo de Negocios tengo la fortuna de trabajar con muchos emprendedores y uno de los conceptos erróneos más comunes con los que me encuentro es el miedo de contar a otros tu idea de negocio.

La verdad es que tu negocio se podría ver beneficiar si decides compartir con otros de qué se trata tu idea y qué esperas alcanzar.

Mito 1. Las personas se robarán mi idea si les digo de que trata

Las posibilidades de que esto suceda son realmente mínimas. De hecho, si compartes tu idea con otras personas puedes fomentar el interés en tu empresa y conseguir ayuda más fácil. ¿Aún no te he convencido? Alexander Muse, quien recientemente lanzó su fondo de inversión privado Sumo Ventures dijo para una entrevista

“Si quieres mantener en secreto tus ideas será imposible que te consigas ayuda. Ahora ¿alguien puede robar tu idea? Claro, pero si alguien toma tu idea, ellos nunca tendrán la misma pasión que tú tienes porque no se les ocurrió a ellos. Por el contrario, es más fácil conseguir un socio pues todo el mundo busca emprender con alguien que sigue su sueño.”

Mito 2. No quiero platicarlo hasta que esté definido

Debes de compartir tu idea con cada persona que conozcas. Si planeas presentarlo a posibles inversionistas, ¿por qué no practicar desde antes? Compartiendo tu idea con tantas personas como te sea posible recibirás retroalimentación y de esta manera evitarás perder tiempo en una idea que no es atractiva para el mercado.

Cuando inicias una idea partes prácticamente de hipótesis. Para poder comprobar si esas hipótesis son ciertas, es esencial que lo compartas con tantas personas como te sea posible. Tendrás que hacerlo tarde o temprano. Sin embargo, entre más tarde más tiempo y recursos habrás invertido.

Mito 3. Mi idea es única

Sólo mira a las innumerables compañías que ofrecen un mismo producto o servicio. Si tienes una idea de negocio, hay una alta probabilidad de que haya cientos si no es que miles de emprendedores trabajando en el mismo concepto. Pero no dejes que esto te desanime, enfócate menos en la idea y más en cómo ejecutarla. Recuerda que ideas hay millones, ejecutarla es lo que hará que te separes del resto.

En conclusión, no debes preocuparte por quien se pueda enterar de tu idea. Mejor ocúpate en capacitarte, conseguir al mejor equipo posible y en generar verdadero valor a tus clientes, pues estos aspectos sí harán que tu empresa llegue al siguiente nivel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here