Resulta que Dark Kitchen no es solo un negocio de moda, de hecho, es un nicho muy lucrativo para los empresarios, que ofrece ahorros de hasta el 40 % para los comerciantes emergentes que buscan ingresar a la industria de los restaurantes. 

Así lo dio a conocer en entrevista con Jaime León Camacho, coordinador de la Escuela de Graduados y Extensiones Universitarias de Le Cordon Bleu. Por eso, no sorprende que el negocio haya experimentado un crecimiento del 200% durante la pandemia, lo que demuestra que comprender las nuevas necesidades de los consumidores es fundamental para destacar en un mercado como el peruano. 

“En esta área, puede ahorrar del 30 al 40 por ciento de su presupuesto, a diferencia de un restaurante en un salón”, dijo Camacho. 

Rentabilidad reflejada en cifras 

Asimismo, los expertos explican que el delivery es una ventaja muy fuerte que deben aprovechar las dark kitchen ya que ayudará a fidelizar a los clientes, posicionar la marca y crear un diferenciador para la experiencia. 

Te interesará  El Consumidor: La parte fundamental

» En este rubro se llega a ahorrar entre el 30 % al 40 % de presupuesto a diferencia de un restaurante en salón. El alquiler de cocinas es menor porque el espacio viene a ser más reducido. Además, no se necesitan tantos implementos como en locales que llegan a costar más a diferencia de los que son para llevar”, enfatizó el coordinador. 

Dado que muchos emprendedores están interesados en iniciarse en este campo, surge la duda de cuál es la inversión mínima requerida, pero depende del tamaño del negocio. “Los números pueden rondar entre los 4.000 y los 20.000 soles”, dijo Jaime León. 

“Siempre recomiendo que con esa cifra de ahorro se pueda mejorar algún aspecto, ya sean los protocolos, envasados, o una estrategia power de marketing. No solo es ahorrar, también es analizar en qué otro punto se puede invertir y seguir creciendo”, agregó León.