Se recordará que la SUNAT emitió en julio del 2022 la Resolución de Superintendencia Nº 123-2022/SUNAT, normativa sobre las guías de remisión electrónica que establecía la obligatoriedad en su uso a partir del 01 de enero del 2023. En ese momento, ante las dificultades presentadas por los contribuyentes para adaptarse a la nueva norma, el ente regulador publicó, antes del 31 de diciembre del 2022, una resolución que brindaba una discrecionalidad para la emisión de guías en papel, para todos aquellos empresarios que presentaban problemas en su emisión electrónica.

Dicha discrecionalidad ya no será válida a partir del 1 de julio del 2023, pues desde esa fecha entra en vigor la obligatoriedad de la nueva normativa sobre las GRE, aplicable para todas las empresas contribuyentes. ¿Qué pasará si una empresa no cumple con la nueva norma? Pues se arriesgan a que la SUNAT les retenga su mercancía, ingresar a procesos sancionadores y, por ende, causar pérdidas económicas al dueño de los productos comercializados.

¿Qué particularidades de la norma son cuestionadas por los contribuyentes?:

De acuerdo con Renzo Alcántara, Gerente General de TCI, todos los contribuyentes del país ya aceptaron la obligatoriedad de la norma. Sin embargo, lo primero que solicitan es más tiempo para seguir adaptándose a todos los ítems solicitados por la SUNAT.

El especialista agrega que alrededor de 400 mil empresas serán las que tengan que adaptarse a la nueva emisión de guías de remisión electrónicas desde el 1 de enero del 2023 al 1 de enero del 2024.

“Lo crítico en este proceso es que en tan solo 12 meses estas 400 mil empresas tienen que cumplir con la nueva norma SUNAT, pero, por ejemplo, en el caso de las facturas electrónicas, este mismo procedimiento se implementó a lo largo de 10 años y con un poco más de 700 mil empresas. Por lo tanto, es una meta muy ambiciosa del ente regulador. La pregunta es, ¿es realista y se podrá cumplir? Desde mi perspectiva, la SUNAT debería ampliar el proceso de discrecionalidad de las guías en papel porque se necesita de una consulta libre en el portal de SUNAT para poder comprobar la validez de la guía tal como sucede con la factura electrónica para brindar mayor transparencia en el proceso. También se requiere poder dar de baja a las guías de manera transaccional como se hace para los demás comprobantes de pago electrónicos (CPE), igual sucede con el proceso de disconformidad de las guías electrónicas. Finalmente se requiere que se regule el proceso de declaración de las GRE de contingencia tal como se tiene para los CPE´s”, comentó el experto.

Te interesará  CAS consolida sus operaciones en la región con excelentes resultados generando experiencias de marca junto a grandes clientes

Asesoría 360 en demanda:

Para el representante de TCI, aún existe un desconocimiento por la forma y el fondo de la aplicación de la nueva norma en distintas circunstancias del traslado y comercialización de la mercancía. “Por ejemplo, los contribuyentes creen que tienen que emitir una guía de transportista cuando sale mercancía de su almacén y no son responsables de la carga, cuando en realidad no es así. También creen que pueden emitir una guía resumen con varias guías como detalle y no emitir una guía por motivo de devolución de los productos con el mismo vehículo que se usó en la entrega”, precisa Renzo Alcántara.

Cabe destacar que actualmente los contribuyentes están emitiendo en la versión 2 (V.2) del sistema de SUNAT, y estos procedimientos de validación y declaración de las guías de remisión electrónica es de total exclusividad del ente regulador, por lo que otros sistemas de emisión (como los OSE, por ejemplo) no participan en este proceso.

“Los proveedores de servicio electrónico – PSE, como TCI, asumen el rol de capturar la data desde los propios sistemas del contribuyente (SEE-contribuyente) y transformarla en el formato que pide SUNAT para declarar correctamente la GRE. De presentarse posibles inconvenientes en los sistemas de la SUNAT, tomando en cuenta que es un sistema centralizado, los contribuyentes deberán estar preparados para dichas contingencias, ya que no pueden apoyarse en los operadores de servicios electrónicos, con el fin de no retrasar los despachos de sus mercaderías”, añadió el Gerente General de TCI.

Te interesará  #UnVARparaLaPublicidad: nueva campaña de Publicitarias por el mundial