La publicidad es una forma de comunicación que se vale de técnicas y estrategias para alcanzar sus objetivos. Ya sea a través de acciones offline u online, la finalidad siempre es la misma; captar la atención del público mediante una comunicación que impacte y mueva las emociones y sin lugar a dudas.

Por su parte, la estructura de un texto publicitario cumple una función muy importante en el área del marketing. Se caracteriza por incluir elementos persuasivos con la finalidad de atraer al cliente para vender productos o servicios.

Como estructurar el texto publicitario

Divida el trabajo en partes pequeñas para hacerlo más manejable. Cree una lista de ideas por puntos, facilitando el trabajo para crear la estructura de un texto publicitario. Anote sus ideas para posibles titulares sin detenerse en el primero, sino escribir tanto como se pueda.

Lea en voz alta los textos, ya que la musicalidad de las palabras también colaborará a la construcción del mensaje.

Te interesará  Ranking Avisadores: ¿Cómo está la Inversión Publicitaria Digital en América Latina Julio?

El titular contiene para el consumidor un beneficio o promete una recompensa por leer el texto. Tenga en cuenta que la imagen ilustra el beneficio establecido en el titular, en el caso de que sea necesaria una imagen.

El párrafo principal del texto es una prolongación del titular, es la argumentación completa del beneficio. Este texto debe estar organizado de forma lógica, con un inicio o planteamiento interesante, una argumentación o nudo central y un desenlace final.

Si su anuncio describe un producto y sus beneficios probablemente lo mejor es organizar los puntos de la venta por orden de importancia, poniendo el punto más importante en el titular y llevando al lector de los beneficios principales a los secundarios a través del texto.

Introduzca al lector en el anuncio e invítele a leer el cuerpo de texto. La clave para tener un anuncio que se lea es un layout claro y atractivo. El layout debe captar el ojo del lector y moverlo de manera lógica del titular a la imagen, luego al cuerpo de texto, finalmente hacia el logotipo.

Te interesará  Ranking Avisadores: ¿Cómo está la Inversión Publicitaria Digital en América Latina Julio?

Que debe de contener el cuerpo del texto

Proporcione la cantidad de información necesaria para persuadir al mayor número de potenciales consumidores, por supuesto, en pro de dar el siguiente paso en el proceso de compra. Haga todo lo posible porque sea interesante, no se debe aburrir a la gente.

Las personas solamente leen un anuncio si les interesa. No leerán un texto que les sea aburrido, ya sea en contenido o en estilo. Usted como redactor, como escritor y como lector, tiene que saber cuándo un texto es interesante de leer y cuándo es aburrido.

Su estilo debe ser ligero, enérgico y vigoroso. Debe tener ritmo y claridad. Pero un gran estilo no salva un anuncio sin sustancia.

Persiga la credibilidad, puesto que el objetivo es vender, no distraer. La forma de ser creíble es ser honesto y respetuoso con la gente a la que uno se dirige. Incite a la acción; La misión de la estructura de un texto publicitario es que la lectura del mismo repercuta en movimiento; en conversiones.