Como profesionales, debemos orientar nuestros esfuerzos al crecimiento personal y organizacional. Esta perspectiva nos invita a focalizar nuestra atención en las habilidades de una persona en específico; tú mismo. Y a partir de allí, aprender a guiar a otros a explorar y explotar las suyas.

La mayoría de las veces se habla de programas de capacitación para fortalecer las habilidades duras (Hard Skills), pero en nuestra década, eso no es suficiente.

Todas las habilidades son importantes, pero es casi imposible que una persona las domine todas. Por ello, es vital aprender a construir equipos de trabajo y fomentar la cohesión entre las virtudes de cada miembro.

¿Quieres aprender más de esto?

¿Por qué enfocarse en el desarrollo de habilidades?

Puede que existan más de dos organizaciones que se dediquen a la misma actividad y que cuenten con equipos de trabajo similares en cuanto al perfil profesional. Sin embargo, la naturaleza de cada miembro, sus experiencias y estilo de vida le han dotado de habilidades singulares.

El CV de los miembros de cada equipo puede ser similar, pero las habilidades en el terreno de juego siempre son diferentes.

En base a ello, si como líder te enfocas en el desarrollo de las habilidades profesionales de una persona de tu equipo, pronto obtendrás un extra en competitividad organizacional. Si el proceso lo aplicas a todo el equipo de trabajo, pasarás a ser un rival difícil de vencer; y eso es lo que al final queremos con nuestras empresas.

Diferentes tipos de skills profesionales según la persona

Cabe destacar que debido a que cada persona es diferente, cada persona tiene skills diferentes. Es inútil e ingenuo querer que alguien con talento imaginativo, creativo sin fronteras, se centre en la analítica de datos; o que alguien con poco desenvolvimiento al hablar en público termine al frente de las comunicaciones del proyecto.

Te interesará  Frases motivadoras para aumentar el rendimiento del equipo

Todos somos diferentes y aún así podemos clasificarnos de acuerdo a nuestras características en común. Reconocer este detalle te permitirá elegir qué tipo de estímulo usar para potenciar las habilidades de cada persona en el equipo.

Todo parte de conocer con quién trabajas, cuáles son sus habilidades, y también hasta dónde podría llegar. Este último punto, por supuesto es variable en el paso del tiempo, pero no por ello debe dejarse de lado.

7 reglas para potenciar habilidades

Ahora bien, si te interesa construir un modelo en el que puedas potenciar las habilidades de una persona, puedo sugerirte 7 reglas para lograrlo. No son reglas absolutas, pero estoy seguro que te serán de gran utilidad si sabes extrapolarlas a tu organización.

  • Conoce a tu personal de manera individual.
  • Agrupa (no públicamente) y clasifica de acuerdo a las habilidades en común.
  • Traza una serie de metas progresivas en dificultad y tiempo requerido de acuerdo a las habilidades.
  • Plantea un sistema de recompensas que incentive a dar el máximo.
  • Asigna roles para alcanzar las primeras metas.
  • Verifica el progreso, corrige las fallas e inspira a continuar.
  • Vela por el reconocimiento del esfuerzo individual y colectivo.

Las habilidades pueden alcanzar un mejor nivel si se trabaja en ellas frecuentemente. Mientras puedas dar cada día un poco más, el potencial se expande y la efectividad en el área aumenta considerablemente.

A esto es a lo que debes apuntar.