La nueva entrega de la franquicia de la película, El Despertar de la Fuerza, llegó a los cines el 18 de diciembre, y todos los fans alrededor del mundo estuvieron con frenesí de excitación. Esta anticipación vertiginosa extiende a los publicistas, quienes predicen que el nuevo filme será un éxito en las taquillas de manera masiva– y lucrativa-.
Su optimismo parece estar muy bien fundamentado. Cerca de 40 años después del lanzamiento de su primera película, Star Wars sigue siendo un fenómeno cultural con un gran atractivo de acuerdo a insigths y demográficos valiosos.

De acuerdo con Nielsen N-Score, que mide el respaldo potencial de las celebridades, como Carrie Fisher, Harrison Ford, y Mark Hamill, todos ellos están calificados por encima del promedio superior a la medida N-Score para un actor de televisión/cine (74). H. Ford tiene el más alto N-Score de los tres principales miembros del elenco que regresan (100 de 100), además el 90% de los estadunidenses lo conocen y el 56% lo consideran influyente.
Este atractivo perdurable del elenco es importante desde el punto de vista del marketing y la publicidad, ya que investigaciones previas de Nielsen han determinado que las generaciones más jóvenes reportan ser más propensas a ser influenciadas por las celebridades.

En general, los fans de Star Wars son más cercanos a pertenecer a la generación X entre los 35 y 44 años (17%), en Estados Unidos. Sin embargo, estos aspirantes a Jedi, están pasando su amor por la franquicia a otros. De hecho, los fans son en su mayoría parte de familias con hijos menores de 18 años que el consumidor promedio.
La afinidad por Star Wars parece extenderse a lo largo de diversas razas y grupos de edad. Sin embargo, los fans predominantes son blancos (75% de los hogares), y la minoría de los hogares tiene más probabilidades que el hogar
estadunidense promedio en tener fans de Star Wars, especialmente entre los asiático-americanos (17% más propensos de ser fans de la franquicia) y los hispanos (16%), comparados con los hogares afroamericanos que tienen menos probabilidades de ser fans de la franquicia.

Los fans de Star Wars son también un 9% más cercanos que el promedio en Estados Unidos, de ser parte de hogares con ingresos anuales de USD $70.000 o más.
Dado el interés de los fans en gastar dinero, no es de extrañar que “La Fuerza Despierta” tenga ya un alto número de patrocinadores oficiales, incluyendo categorías en marcas de cuidado personal, alimentos, automóviles y tecnología.

Los Fans de Star Wars gastan más que el espectador promedio a través de las diversas categorías combinadas (USD $4,300 vs USD $4,100 al año).

Star Wars - estudio

Entonces, ¿En qué gastan el dinero los fans? Teniendo en cuenta que muchos de ellos son de familias jóvenes, no es de extrañar que compren más dulces, pasteles, snacks de frutas secas, cereales, pasta y vendajes/curas adhesivas (bandages) que el espectador promedio.

Con el plan de Disney/Lucasfilm para realizar una nueva película de Star Wars cada año hasta el 2020, y un nuevo libro atado a la película que se publicará a principios del 2016, el número de fans –y los potenciales de las oportunidades de marketing- tienen asegurado su crecimiento. Como Yoda podría decir:

“Sólo el principio, este es” (Just the beginning, this is).

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!