Luego del planteamiento del problema, el marco teórico (o referencial) es una de las partes más complejas de desarrollar dentro de una investigación. Hoy conoceremos más sobre su naturaleza, importancia, y por supuesto, consejos prácticos para desarrollarlo correctamente.

Sé por experiencia que las áreas conceptuales de la investigación suelen ser abstractas para la comprensión a priori. Sin embargo, con un poco de atención, se pueden desarrollar de una manera más fluida, confiada y veraz.

Cómo elaborar el marco teórico

Por su naturaleza, el marco teórico constituye el apartado de la investigación que reúne la información que respalda todo lo demás. Es decir, incluye investigaciones previas; teorías, y estudios que tengan relación directa con el tema a tratar.

En base a ello, este marco es la pauta que define el curso de la investigación para dar solución al problema. Indiferentemente del tipo de investigación que vayas a realizar, es un hecho que necesitas datos relevantes; pero más que solo conocerlos, es importante agruparlos de manera coherente dentro de una sección de la investigación.

Te interesará  Review: Curso Growth Marketing: Técnicas, estrategias y hacks de Crehana

Ahora bien, para desarrollarlo correctamente, asegúrate de seguir estos pasos.

  • Rectifica la naturaleza del problema: según la situación a estudiar, deberás recurrir a determinadas fuentes, mientras que otras quedan descartadas.
  • Identifica fuentes viables: haz un paneo sobre los distintos autores que han tocado temas relacionados a tu investigación y selecciona los documentos que más te respaldan como investigador.
  • Extrae los conceptos esenciales: el marco teórico generalmente es extenso, así que si no eres capaz de extraer con precisión los detalles importantes, te perderás en un sinfín de datos que serán difíciles de aterrizar.
  • Expón tu teoría: al final, es tu investigación; quizás representa un nuevo punto de vista o pretende validar uno ya existente. Pero en cualquier caso es tuya, por ende debe contener tu ADN.

Lo más importante del marco teórico

El desarrollo del marco teórico, el levantamiento de teorías, y argumentos en base a teorías precedentes, es una oportunidad para validar nuestro punto de vista ante la sociedad. Aun si estamos en lo cierto con nuestros enunciados, pecamos de soberbia ante los ojos de los demás.

Te interesará  ¿Por qué solicitar una cuenta gratis en Brandy Social?

De alguna manera, nuestra manera de ver la situación puede ser tomada como arrogante y descartable. Pero, si utilizas fuentes reconocidas, teorías validadas y estudios incuestionables como base, sucede todo lo contrario.

En otras palabras, dependiendo del sustento que puedas ofrecer para tus teorías, habrá mayor o menor aceptación en la población. Y si al final, se trata de resolver un problema, necesitas que tus enunciados sean aceptados; así que la elaboración de los argumentos pasa a ser parte de las prioridades de la investigación.

Además, el resultado del estudio debe ser medido, y si no es contrastado con estas bases ¿contra qué se puede comparar? Siempre necesitamos una referencia para medir.

El conflicto está en un planteamiento coherente y afín entre las diversas fuentes de distintos tiempos. Pero para un investigador dedicado, solo tomará algo de tiempo extra; basta con tener el marco referencial listo y el resto de la investigación avanza con mayor fluidez.