A pesar que esta metodología se remonta en los años 80 en Japón con el nombre de Lean Manufacturing, hay quienes la desconocen. Esta surge con el objetivo de hacer la producción de vehículos más eficientes.

Es en los años 90 cuando James Womack, populariza el término y se hace elemental en la industria Toyota. Pero fue hasta el año 2011 que Erick Ries adapta la metodología Lean para ser utilizada en empresas de cualquier sector.

Cabe mencionar, que la Metodología Lean consiste en un proceso que permite la elaboración de un producto o servicio con un máximo aprovechamiento de los recursos. Esto favorece la creación de esquemas de producción a menor costo y en un menor tiempo, manteniendo la satisfacción del cliente.

¿Cómo implementar la metodología Lean?

Lo primero que debes hacer, es conocer todos y cada uno de los procesos de tu negocio; determinar los recursos, métodos, tiempos y la calidad de los productos o servicios. De esa manera, puedes establecer una nueva planificación, basada en objetivos concretos resultantes de lo observado.

Te interesará  ¿Cómo aumentar la productividad de tu empresa?

Al conocer cuáles son los recursos y el tiempo que necesitas, evidenciarás las etapas del proceso que no aportan valor al producto o servicio. Y consecuentemente podrás editarlas o prescindir de ellas.

En este sentido la analítica de procesos y el liderazgo estratégico juegan un papel fundamental, ya que se deben involucrar a todos los participantes del proceso en cuestión.

Por tal motivo debes ubicar mecanismos que te permitan estar conectado 100% al flujo de información; el Feedback de los involucrados en cada proceso de la organización. Esto te garantizará mantener un seguimiento, evaluar y corregir las desviaciones del plan.

Es importante que comiences por los procesos sencillos aunque te sientas tentado con los más urgentes. Debes ir paso a paso, motivando al equipo y promoviendo la nueva filosofía, para luego ir a los procesos más grandes y/o complejos.

La aplicación de la metodología Lean, permite realizar un trabajo de manera más eficaz. Sin importar el trabajo y el tamaño de la empresa. Por lo tanto, cualquier directivo que desee optimizar sus procesos productivos puede recurrir a esta metodología y encausar su proyecto hacia un escenario más favorable.

Te interesará  8 herramientas para mejorar la productividad en Marketing Digital

Principales ventajas de la metodología Lean

Luego de la implementación de este método de simplificación de procesos, rápidamente se podrá evidenciar en la empresa un conjunto avances como los siguientes:

  • Se manifestará la sinergia en los equipos de trabajo.
  • El equipo obtendrá una visión clara de los objetivos que se persiguen y enfocaran sus esfuerzos por conseguirlos.
  • Se reducirán los costos de producción y los productos o servicios serán de mejor calidad.
  • Aumenta proporcionalmente la satisfacción de los clientes.
  • Se optimizan los tiempos de producción.

Existen diversas maneras de aumentar la productividad de un negocio. Y sin duda la implementación de métodos que te permiten hacer mejor uso de los recursos es una de ellas. En ese sentido, un sistema práctico de observación, análisis y modificación de procesos como la metodología Lean se convierte en un elemento clave de dicha productividad.