En una medida desesperada por hacerte conocer o acaparar más clientes, puede que intentes exagerar un poco los atributos de tu producto. Nuevas campañas más sofisticadas que ofrecen “productos milagro” surgen cada día, y hasta cierto punto funciona.

Es decir, llegan nuevos consumidores y es probable que en los primeros días, veas un aumento significativo de las ventas. Sin embargo, la publicidad engañosa tiene patas cortas; podría asegurarte que antes de que puedas notarlo, el auge del negocio se irá por el drenaje y acabarás perdiendo más de lo que imaginas.

Este tipo de publicidad es solo un parche para intentar resolver situaciones críticas. Pero como todo parche, no crea soluciones sostenibles y eventualmente el problema se agrava. En ese sentido, espero que si estás pensando en lanzar una nueva campaña publicitaria, primero revises estos 3 puntos.

  • Sentimiento de fraude

¿Alguna vez has sido defraudado? Quizás en una relación personal, en el trabajo; un sueño, e incluso una marca; podrían haberte mostrado un panorama distinto a la realidad.

Te interesará  5 errores de email marketing que debes evitar

¿Podrías recordar ese sentimiento? Estoy seguro de que fue desgarrador, y sé que jamás volverías a intentar con ello. Al menos no de la misma manera.

Ahora bien, si tu cliente te considera un fraude ¿Crees que volverá a comprar?

¡Por supuesto que no!

  • Portavoz de lo negativo

Sabemos que la mejor publicidad es la que hace un cliente satisfecho. Así mismo, si un cliente es víctima de publicidad engañosa, se encarga de hundir la marca responsable.

Lo curioso, es que levantar la reputación de una marca toma años, pero una acción como la falsa publicidad la hunde en días. Parece que la negatividad consecuente se esparciera como un virus de gran alcance.

  • Asuntos legales

Si eso no fuese suficiente, las marcas que recurren a publicidad engañosa están dentro de un contexto legal complejo. Desde multas, sanciones en prisión y hasta la clausura de las actividades comerciales, son algunos de los escenarios que puedes vivir dependiendo del país donde operas.

Te interesará  Estructura de una landing page para generación de leads

Evitar la publicidad engañosa

Por ambiguo que parezca, salir del marco del engaño solo se logra manteniendo una postura ética y la satisfacción del cliente como centro de la estrategia. Si deseas construir una marca que sea recordada como una entidad fidedigna, definitivamente debes actuar bajo estos principios.

El querer acortar el tiempo para crecer en tu segmento de mercado, y utilizar prácticas no profesionales solo hará que el objetivo esté más lejos.

Sé que puede ser desesperante pasar demasiado tiempo en la fase de la planificación de la estrategia. Pero créeme, si te tomas el tiempo necesario, podrás establecer los principios base que regularán tu performance publicitario y a largo plazo será lo que garantice una mayor conexión con tus clientes.

Evitar la publicidad engañosa debería ser un credo en la comunidad de publicistas. Sabiendo las terribles consecuencias que resultan de ella, no sé por qué habría alguien interesado en ello.

¿Has pensado en lanzar alguna campaña publicitaria que no sea del todo integra?

Te interesará  Consejos para optimizar imágenes para la búsqueda visual

¡Déjame saberlo!