Desde niños hemos crecido viendo y escuchando en películas, libros e historias la metáfora de la magia negra y la magia blanca, en donde el portador de dicho poder (Magia) tiene la capacidad de utilizarlo según sus intereses.

magicmouse

He llegado a la conclusión de que la capacidad de entender y utilizar la comunicación, y de poder hacer que de una u otra forma las masas se comporten según los intereses del portador de dicha capacidad, no es un concepto alejado de aquella parábola con la que crecimos.

Nosotros como portadores del poder de la comunicación tenemos la capacidad de decidir si utilizamos la magia para bien o para mal, de si hacemos que las masas consuman o se comporten de una u otra forma que satisfaga nuestros intereses egoístas e individualistas, o de si empleamos el poder para empoderar y solucionar tantos problemas sociales con los que vivimos y cargamos como cruces.

Y es que en una época como la nuestra, en la que es más fácil dar ejemplos de estrategias o publicidad engañosa, en donde se promete más de lo que se cumple, en donde parecemos más políticos que marketeros; es donde debemos tomar las riendas e intentar salvar al Marketing y a todo el gremio de la Comunicación. Es triste que cuando le preguntes a una persona ¿Qué es Marketing? La respuesta sea ventas o engañar a la gente, o como algunos dicen “Es ser bueno para vender humo”.

usb_01

A ti Mercadólogo, Publicista, Diseñador Gráfico, Productor Audio Visual y Comunicador Social, te invito a que reflexiones acerca de qué tipo de magia quieres utilizar.

Gracias y hasta la próxima publicación.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!